CAPITULO XVI
                     ANALISIS DE PROPAGANDA



INTRODUCCION

     El analisita de la propaganda trabaja principalmente con
comunicaciones extranjeras para las masas que atentan influir
en la conducta, actitudes, opiniones y emociones de los
grupos. La emisión diaria de publicaciones impresas,
transmisiones por radio y televisión, y servicios
informativos por cable, de un país extranjero, provee la
mayoría del material. Este material sirve para analizar:

     a.   La moral.

     b.   La información involuntaria.

     c.   La información biográfica.

     d.   Los datos económicos.

     e.   Las discrepancias en la propaganda.

     f.   Las intenciones.



I.   El primer paso en el proceso del análisis de la
propaganda es analizar el sistema de comunicación. En el
nivel básico, un modelo de comunicaciones consiste en una
fuente, mensaje y destino.

II.  Cada tipo de análisis tiene mu procedimiento propio. Una
vez definido el universo de las comunicaciones y
seleccionadas las categorías analíticas, se puede llevar a
cabo el análisis cuantitativo. Esto se realiza mediante la
enumeración del número de entradas en cada categoría
analítica de cada unidad de análisis de los medios de
comunicación. Las comparaciones y análisis estadísticos se
pueden efectuar con estas operaciones de enumeración. El
análisis cualitativo o interpretativo se requiere para
aclarar o suplementar estos descubrimientos cuantitativos.

     A.   Análisis de la fuente. La fuente es el individuo o
la organización que patrocina el desarrollo y diseminación de
la propaganda. El análisis de la fuente le da al


                              -81-


analista un entendimiento de la credibilidad de la fuente y su proximidad al centro del gobierno, comando militar y otras personas importantes. (1) Actor y autoridad. Actor se refiere a las personas o entidad que aparentemente inicia la propaganda. La autoridad se refiere a la persona o entidad en cuyo nombre se hace una declaración. Algunas veces el actor y la autoridad son los mismos. (2) Autor. Una de las principales razones para analizar la propaganda es establecer su autoría -determinar donde se origina la propaganda en la gama del poder. El autor y la autoridad pueden ser el mismo, especialmente se el autor es bien conocido para el auditorio objetivo, B. Análisis del contenido. El análisis del contenido es el estudio de las declaraciones hechas por personas con la finalidad de evaluarías y determinar los motivos del orador y los objetivos que persigue. El análisis del contenido depende de métodos más analíticos claros, y de una información confiable y verdadera. Incluye los siguientes pasos: (1) Suposiciones. El primer paso consiste en establecer una suposición (hipótesis), que se debe probar o refutar. La hipótesis no es más que una conjetura informada sobre lo que el analista considera que es el motivo de alguna acción sicológica o mensaje de propaganda. (2) Muestreo. El siguiente paso es decidir de que puntos específicos examinar el contenido. En muy pocas ocasiones tendrá el analista acceso libre a toda la propaganda producida por una fuente. La muestra debe ser lo suficientemente grande como para proveer una indicación exacta de la propaganda producida. El muestreo involucra las siguientes operaciones: (a) Determinar que comunicaciones examinar. (b) Qué ediciones examinar. (c) Qué parte de la publicación examinar. (d) Seguidamente el analista determina la unidad del análisis para el conteo de los elementos del contenido. Las principales unidades de medición son: ((1)) Palabras ((2)) Frases ((3)) Oraciones ((4)) Tópicos y temas ((5)) Artículos -82-
(3) Clasificación. El siguiente paso es considerar las características del mensaje de propaganda que pueden usarse para clasificar o formular las categorías. El contenido del mensaje se puede dividir en dos categorías: (a) Qué se dice. Esto corresponde a la siguiente subdivisión: ((1)) Materia ((2)) Valores del originador del mensaje ((3)) Dirección en pro o en contra ((4)) Regionalismo (b) Cómo se dice. Se pueden usar las siguientes categorías: ((1)) Forma o tipo de comunicación. ((2)) Forma de exposición. ((3)) Intensidad. ((4)) Trucos del oficio. ((5)) Lenguaje usado. ((6)) Modo. (4) Anáisis de los resultados. El analista toma los resultados de su estudio y los examina bajo el punto de vista de su hipótesis. Usando técnicas de análisis de contenido cuantitativo, el analista revisa toda gráfica o carta que describa los resultados finales del conteo y decide si la hipótesis esta apoyada o no. Mediante este método el analista determina las tendencias en una serie del tiempo y énfasis relativo en estudios comparativos, dependiendo de la hipótesis. (5) Deducciones. El paso final, basado en la prueba o falta de prueba de la hipótesis, es dibujar la inferencia que puede usar el analista para llegar a conclusiones útiles sobre condiciones actuales o acciones futuras. C. Análisis del auditorio. El análisis del auditorio es el estudio del auditorio total que la propaganda alcanza o busca alcanzar. Un auditorio puede incluir a aquellas personas que no fueron el objetivo proyectado de la propaganda pero que han recibido el mensaje. Los auditorios pueden variar desde una categoría altamante general hasta una categoría específica tal como una compañía de fusileros. Si el contenido de la propaganda fuera clasificado de acuerdo con el auditorio, se deben tomar decisiones acerca de si el auditiorio aparente o inferido o ambos deben ser considerados. -83-
D. Análisis de los medios de comunicación. Al analista le interesa el medio específico usado; por qué un medio en particular fue escogido, qué capacidades de medios tiene el adversario, y cuán consecuente es el contenido del mensaje en los diversos medios de comunicación. Los mecanismos sensoriales requeridos para percibir un mensaje se usan como la más fundamental clasificación de los medio de comunicación. Los mensajes pueden ser percibidos visual o auditivamente, o de ambas formas. El desglose de los mecanismos receptores y los medios de comunicación correspondietnes se como sigue: (1) Periodicidad (2) Colocación del contenido. (3) Lugar de origen. (4) Características técnicas. (5) Los medios de comunicación algunas veces se asocian con los sistemas de entrega, lo cual también sirve como base para la clasificación: (a) Modo de transmisión. (b) Reconocimiento mediante la fuente. (c) Estado legal del disemiandor. (d) Algunos indicadores de áreas de problemas. E. Análisis de los efectos. Al analizar los efectos de la propaganda hostil y amiga, el analista intenta determinar el efecto de la propaganda de la fuente en el auditorio objetivo y las razones por las cuales fue eficaz, parcialmente eficaz o totalmente ineficaz. Cuatro tipos generales de evidencia ayudan a determinar si la propaganda fue o no fue eficaz. (1) Acción responsiva. Es el comportamiento que puede ser más plausiblemente atribuido a la propaganda que a cualquier otro estimulo en el ambiente del auditorio objetivo. Muy raramente se puede atribuir la acción reponsiva solamente a las exhortaciones de la propaganda; frecuentemente la exhortación, en el mejor de los casos, ha cristalizado una tendencia existente para una acción. (2) Informes de participantes. Son relatos recibidos de los miembros del auditorio objetivo sobre como fueron afectados por la propaganda. Los informes pueden estar cargados de emoción y son una evidencia menos confiable que la acción responsiva. (3) Comentarios del espectador. Son informes de los testigos de una situación en la cual no estaban involucrados. Dependiendo de la percepción del espectador, su evaluación de la situación puede o no ser correcta. -84-
(4) Indicadores indirectos. Son los eventos que ocurren en el área de operaciones y que aparentan ser resultado de las operaciones sicológicas. Los indicadores indirectos caen dentro de cuatro categorías principales: (a) Acciones físicas que impiden la recepción. Acciones tomadas por el enemigo para impedir que el auditorio reciba comunicaciones externas. (b) Condicionamiento sicológico. Un gobierno o comandante militar puede iniciar acciones que, aún cuando no impidan físicamente la recepción de comunicaciones externas tienen el propósito de causar que el auditorio las evite. (c) Actividades persuasivas. Si el auditorio recibio la comunicación a pesar de los esfuerzos de su gobierno o comando , se podrá iniciar un programa de con trapropaganda. (d) Eventos aparentemente relacionados. Pueden ocurrir eventos sobre los cuales me pudiera inferir lógicamente que se asocian con las operaciones sicológicas o la propaganda. Antes de que estos eventos puedan ser aceptados como indicadores indirectos se debe tomar en cuenta todos los factores causativos exter nos que no sean propaganda. (5) Hay varias técnicas disponibles para analizar la eficacia relativa de la campañas de propaganda. (a) Las encuestas de opinión pública. (b) Los interrogaciones y examenes de PGE. (c) La presentación de un mensaje planificado a los PGE para determinar el efecto en términos de credibilidad o validez del mensaje. (d) Técnicas de muestreo. (e) Desintegración de los grupos enemigos. (f) Información actual sobre la moral del enemigo. III. Hay dos métodos generales de analizar la propaganda, el método subjetivo y el método objetivo. El método subjetivo (intuitivo) de analizar la propaganda, involucra un estudio cualitativo y sistemático de la fuente, el contenido, auditorio, los medios de divulgación y los efectos. El método objetivo es altamente estructurado y de naturaleza más cuantitativa. Require la aplicación sistemática de procedimientos regurosos de análisis de contenido. -85-
IV. La principal diferencia entre los dos métodos es el grado al que se formalizan y se emplean lineamientos y procedimientos sistemáticos rigurosos. Las pruebas de hipótesis se aplican igualmente en los dos. Los sistemas subjetivos emplean principalmente análisis cualitativos para forgular y probar hipótesis. Los sistemas objetivos emplean más tipos cuantitativos de análisis para formular y probar hipótesis. V. Las ventajas del método subjetivo incluyen: pocos requisitos de apoyo y alta movilidad, acceso a la información, uso eficaz de los recursos, y flexibilidad. Las desventajas incluyen: dificultad en documentar las conclusiones, mayor parcialidad de parte del analista, menos continuidad de operaciones y limitaciones analíticas. VI. Dependiendo de la tarea de análisis que se debe realizar, hay varias ayudas al análisis que puedan emplear los analistas. A. Examinar el material por lo menos dos veces. B. Anotar la propaganda al examinarla para un mejor entendimiento e interpretación. C. Mantener archivos personales para una referencia fácil. D. Mostrar los datos en forma visual siempre que esto sea posible. F. Buscar interpretaciones alternas cuando quiera que esto sea posible. RESUMEN El analista de la propaganda trabaja principalmente con comunicaciones extranjeras para las masa que atentan influir en la conducta, actitudes, opiniones y emociones de los grupos. Descubre oportunidades para el aprovechamiento de las operaciones sicológicas y determina los efectos de la propaganda enemiga y amiga. A través de este tipo de análisis obtenemos datos de inteligencia para nuestro uso inmediato y para suplementar otra inteligencia. -86-