CAPITULO XXII
             EL PLAN DE RECONOCIMIENTO Y VIGILANCIA


INTRODUCCION

     El propósito de esta lección es suministrarle
información sobre la administración de los recursos para
reconocimiento y vigilancia terrestres. Esta lección va
dirigido principalmente al personal encargado de la
vigilancia táctica de la brigada.


I.   RECURSOS para el RECONOCIMIENTO y VIGILANCIA TERRESTRE.
La sección de reconocimiento y vigilancia de la brigada tiene
la responsibilidad de cumplir con las mismas
responsabilidades del D-II referentes a reconocimiento y
vigilancia. El personal de esta sección coordina y administra
los recursos de reconocimiento y vigilancia disponibles a la
brigada. Los recursos de reconocimiento y vigilancia
terrestres constan principalmente de sensores remotos,
radares de vigilancia terrestre, patrullas, puestos de
escucha, y puestos de observación. Por consiguiente, el
personal de esta sección debe tener pleno conocimiento y
vigilancia terrestres, y poder integrarlos con los recursos
de reconocimiento y vigilancia aéreos con el fin de brindar a
los comandantes en todos los niveles un cuadro tan completo
como sea posible del campo de combate actual.

II. PUESTOS de ESCUCHA y PUESTOS de OBSERVACION.

     A.   Los puestos de escucha (PE) son posiciones desde
las cuales el personal escucha y observa durante períodos de
visibilidad reducida. Son posiciones sobre flancos expuestos
y más al frente de la posición de la unidad, y generalmente se
encuentran sobre probables avenidas de aproximación para
ofrecer alerta temprana y escuchar la actividad enemiga.

     B.   Los puestos de observación (PO) son posiciones
fijas desde las cuales las actividades que ocurren dentro de
determinadas áreas son observadas y se proporciona alerta
temprana de la aproximación enemiga. La cantidad de puestos
de observación y de posiciones que se deben establecer
depende de la misión y del área de responsibilidad de la
unidad, además del grado de observación permitida por el
terreno y las condiciones meteorológicas.


                              -108-


C. El 52 del batallón de maniobra es responsable del establecimiento de PE y PO y de asegurar que las unidades subordinadas establezcan los PE y PO necesarios. La posición específica se deja al S2 de batallón, el comandante de compañía o el jefe de pelotón. Al dar a conocer y consolidar los planes de R y V, el S2 de batallón y el D-II de brigada determinarán la necesidad de PE y PO adicionales. D. Las comunicaciones son esenciales para el debido uso de los PO/PE. Cada posición debe contar con un teléfono de campaña respaldado con un radio de FM. Otros medios de comunicaciones, tales como de señales de mano, linternas de mano y bengalas, están disponibles. Sin embargo, se debe considerar la exposición que estos medios someten al personal del PO/PE. III. PATRULLAS. A. Se pueden enviar unidades subordinadas en misiones de patrulla para obtener información/inteligencia sobre el enemigo. Normalmente, la unidad que ya se encuentra en el área de la misión se selecciona para este fin. Si la patrulla debe llevar a cabo solo el reconocimiento, la supervisión de estado mayor es una responsibilidad del D-II. Si la búsqueda de inteligencia es solo parte de la misión, entonces la sección del D-III tiene la responsibilidad de supervisión de estado mayor. B. El tamaño y la composición de la patrulla dependen de su misión. Sin embargo, si su misión se reduce a la búsqueda de inteligencia, su tamaño generalmente es reducida. El empleo de patrullas más pequeñas reduce (1) la probabilidad de descubrimiento por el enemigo, y (2) los problemas de mando y control del jefe de la patrulla. C. Las patrullas pueden movilizarse a pie o en vehículo de acuerdo con el tipo de unidad, la situación táctica, y la misión asignada. De igual manera, el equipo y las armas que se requieren para la misión pueden variar. Por lo tanto, se debe formar la patrulla (organizar tácticamente) de acuerdo con la misión asignada. La organización táctica puede incluir la selección de personal con habilidades especiales para tareas dadas. D. Se pueden emplear las patrullas con eficacia e ingeniosidad con base en la habilidad y la dedicación de los miembros de la patrulla, y la habilidad de la sección de RyV. No obstante, diversos factores como la situación de combate, el enemigo, el terreno, las condiciones meteorológicas, el estado de animo, el apoyo logístico y -109-
las comunicaciones pueden limitar el alcance de las patrullas. No importa cual sea su misión principal, las patrullas reunirán cualquier información de inteligencia disponsible sobre el enmigo y el área de operaciones. IV. PATRULLAS de RECONOCIMIENTO de LARGO ALCANCE. A. Estas patrullas normalmente se emplean en apoyo general del cuerpo de ejército. Su control está altamente centralizado. Se emplea para llenar brechas no cubiertas por otros medios de RyV y para misiones especializadas de RyV. B. Si en el ataque participan fuerzas amigas o si existe una línea fija de contacto, se puede intoducir la patrulla a pie, por agua, en vehículo terrestre, en helicóptero, o por paracaídas. La patrulla se puede replegar mediante el mismo método o una combinación de estos (salvo el paracaídas). C. El movimiento de patrullaje en áreas de persistencia enemiga es limitado. Debido a la limitación sobre el movimiento, se debe seleccionar cuidadosamente una ruta desde la cual la patrulla puede alcanzar su objectivo. La posición de observación seleccionada debe estar cerca del área observada o estudiada, aunque lo suficientemente lejos para permitir ataques aéreos o de artillería contra el enemigo sin que corra peligro la patrulla de reconocimiento de largo alcance. Las áreas de patrullaje de deben indicar en los mapas de situación y calcos de RyV. Estas posiciones las deben conocer todas las unidades amigas (a incluir otros cuerpos) y especialmente aquellas que pueden hacer fuego hacia la posición de la patrulla. D. Se pueden asignar o agregar sensores remotos para mejorar las capacidades de vigilancia de la patrulla. El peso puede ser un factor importante en su empleo con la patrulla. Los dispositivos de visión nocturna aumentan la capacidad de vigilancia nocturna de la patrulla. Por lo general, el equipo usado, con la excepción del radio y los sensores remotos, es pasivo con emisores activos de vigilancia usados solo in misiones excepcionales. Se debe mantener la radiotransmisión al mínimo necesario, pasando solo la inteligencia/información y las solicitudes de reabastecimiento y de extracción de las patrullas absolutamente necesarias. E. La misiones asignadas a la patrulla de reconocimiento de largo alcance deben ser específicas y de suma importancia táctica. El personal de la patrulla debe -110-
estar altamente adiestrado y ser sumamente diestro. La mayoría de las misiones de patrulla son peligrosas, y le personal de patrulla no se debe emplear para buscar información que se puede reunir con menos riesgos o para asuntos de menor importancia. V. SENSORES REMOTOS. A. Debidamente usados, los sensores remotos constituyen una fuente adicional de información para el comandante terrestre cuando se emplean para complementar y suplementar otras fuente y cuando se integran en el plan de vigilancia general, acrecentan la eficacia del esfuerzo de vigilancia de combate en el área de operciones. Los sensores proporcionan información para la producción de inteligencia y pueden proporcionar datos oportunos y precios de adquisición de blancos. B. Los sensores remotos se catalogan de acuerdo con los medios de detección y el método usado para emplazarlos. Los medios de detección de vigilancia táctica incluyen los sísmico, acústico, y magnético. Los medios corrientes de instalación son manuales. Por la mayor parte, se emplean los sensores para confirmar la presencia del enemigo. El empleo de dos o más tipos de sensores en la misma área proporciona una mayor probabilidad de detección. C. Categorías generales de sensores. (1) Sensores Sísmicos. La operación de sensores sísmicos de basa en la detección de vibraciones transmitidas a través del terreno. Las vibraciones las pueden causar cualquier actividad desde aguaceros hasta terremotos, y se puede mejor ilustrar por la vibración que se siente cuando un camión pesado transita sobre un camino. Sin embargo, para fines de vigilancia militar, nos interesamos principalmente en la detección de vibraciones ocasionadas por personal y vehículos en áreas no observadas. Los sensores sísmicos normalmente pueden detectar el movimiento de personal hasta una distancia de 30 metros y de vehículos hasta 300 metros del elemento sensor. El alcance de detección depende de la composición del suelo y el perfil del terreno. Por lo general, el terreno duro ofrece mejor acoplamiento del suelo; por lo tanto, el sensor contará con un mayor alcance de detección. A la inversa, el terreno suelto o suave reduce el acoplamiento del suelo (atenuando las vibraciones sísmicas) y reduce el alcance de detección. Las zanjas, trincheras hondonadas y otras depresiones pueden obstruir completamente la detección por sensor de movimiento de -111-
personal o vehículos, ya que las vibraciones son rapidamente disipadas cuando se transmiten a través del aire. Sin embargo, cuando se instalan los sensores sísmicos apropiadamente, reciben las vibraciones y transmiten una indicación de que ciertas vibraciones han sido detectadas. Con los dispósitos apropiados, se pueden analizar e identificar la indicación. La identificación está algo limitada, pero ofrece suficientes datos para distinguir entre disturbios naturales y artificiales, y en algunos casos, entre tipos de blancos. El logro de este tipo de información requiere el empleo de por lo menos dos sensores sísmicos y depende de la habilidad del operador del sensor. (2) Sensores Acústicos, Los sensores acústicos funcionan bajo el principio del micrófono y tienen capacidades de detección similares a las del oído humano. Los sensores acústicos son normalmente actividados manualmente, o el sensor se programa conjuntamente con sensores sísmicos para activarse solo después de recibir cierto número de activaciones sísmicas dentro de un espacio de tiempo dado. Después de la activación, la duración de la transmisión del sensor acústico puede ser hasta de 20 segundos. Durante este periodo no se puede transmitir otra información sísmica. Es, por lo tanto.., aconsejable asignar una frecuencia distinta a los sensores acústicos de contar con suficientes frecuencias disponibles. (3) Sensores Magnéticos. Los sensores magnéticos operan estableciendo un campo electromagnético que es interrumpido con la introducción de metal ferroso. Su alcance de detección depende del tamaño del campo electromagnético. Usado conjuntamente con el sensor sísmico, el sensor magnético puede proporcionar las indicaciones necesarias para la identificación positiva de la intrusión como artificial. VI. PLANEAMIENTO de la VIGILANCIA TACTICA. La planificación táctica de la vigilancia está dirigida a la búsqueda sistemática de información e inteligencia acerca del área táctica de responsibilidad para ayudar a determinar qué curso(s) se acción ha adoptado o posiblemente adoptará el enemigo y a la producción de información de combate. VII. OBJECTIVOS de la VIGILANCIA TACTICA. La vigilancia táctica es enfocada sobre la colección de información desde el campo de batalla con dos propósitos: A. Información de combate. B. Inteligencia. -112-
VIII. INFORMACION de COMBATE. La información de combate es aquello no procesada que puede emplearse para hacer fuego o efectuar la maniobra sin que haya sido sometida a interpretación o integración. El enf oque de la que se debe buscar con relación a la información de combate se deriva de los planes de maniobra y de fuego de apoyo del comandante. En términos generales, un plan de apoyo de fuego exige la interdicción o el aislamiento de ciertas partes del campo de batalla y la destrucción de las concentraciones de tropas y del comando del enemigo. El programa de adquisición de blancos está ideado para apoyar este esfuerzo. IX. INTELIGENCIA. Si los datos sin procesar requieren de validez, integración, comparación o cualquier otra forma de análisis, a pesar de lo rudimentario de este análisis, se convierten en inteligencia. El centro de atención de lo que se debe buscar se deriva de los Requerimientos Prioritarios de Inteligencia (RPI) del comandante y del análisis de los indicios. En ausencia de los RPI específicos del comandante, existen por lo menos cuatro RPI "vigentes" derivados de los requerimientos de mantener un estimado de inteligencia continuo. El D-II debe considerar las capacidades del enemigo para atacar, sabotear, llevar a cabo operaciones sicológicas y reabastacerse (en términos de cuando, donde y con cuantos efectivos estos cursos de acción pueden ocurrir) y las vulnerabilidades del enemigo. Los indicios de actividad se convierten en el centro de la toma de decisión de inteligencia. X. La vigilancia táctica está dirigida al área táctica de responsibilidad. La regla general en la determinación de los limites geográficos de búsqueda de actividad enemiga se deriva del tamaño del área táctica de responsibilidad del comandante. La distancia mínima hasta donde se debe extender la vigilancia depende de: A. La distancia que el blanco enemigo se puede mover durante el tiempo requerido para que nuestras fuerzas reaccionen. B. La distancia desde nuestra posición de ataque hasta donde el comandante desea que se haga fuego sobre el blanco. . Esta distancia variará de acuerdo a la velocidad del blanco. Entre más rápido el movimiento del blanco, a mayor distancia debe ser detectado para permitir a nuestras fuerzas suficiente tiempo de reacción. XI. El área de responsibilidad es analizada con el fin de localizar avenidas de proximación, terreno clave, lineas de comunicación, cobertura y incubrimientos, observación, y -113-
obstáculos que puede usar el enemigo para efectuar la vigilancia y adquisición de blancos. Este análisis de planificación incluye, pero no se limita a la planificación de mapas, estudios de área, imágenes aéreas, informes de contrainteligencia e informes de las unidades subordinadas. XII. Diseminación de la información. Un plan de vigilancia debe considerar la diseminación de la información adquirida al usuario apropiado. El criterio de diseminación de información de combate es generalmente más estricto que aquel de inteligencia. Los informes al instante o los informes de inteligencia son incluidos dentro del procesamiento de información. Tal información ha de convertirse eventualmente en una apreciación de las capacidades y vulnerabilidades corrientes del enemigo. Para que tenga valor, la misma información usada para la información de combate puede requerir una reacción inmediata, ya que puede mostrar un objetivo de suficiente importancia y en suficiente detalle para determinar su vulnerabilidad para las armas seleccionadas. XIII. Tendrá ocasiones donde el objectivo o las indicaciones de actividad están dentro del área de interés de inteligencia de su unidad, pero están físicamente ubicados dentro del área de operaciones de una unidad adyacente. La solicitud de información puede pasar directamente de un Centro de Análisis Conjunto de la Brigada a uno adyacente. Tales solicitudes se convierten entonces en parte de los otros requerimentos de inteligencia de la unidad receptora. A la inversa, los objetivos o indicios de actividad en su área de operaciones pueden ser de interés de inteligencia a la unidades adyacentes. Cuando se reciben solicitudes de las unidades adyacentes, estas solicitudes llegan a ser parte de los otros requerimientos de información y se incluyen en el plan de reconocimiento y vigilancia. Por consiguiente, la coordinación de los objetivos de vigilancia táctica entre las unidades adyacentes es esencial. XIV. PLANEAMIENTO de la BUSQUEDA A. La selección de las fuentes y los recursos de reconocimiento y vigilancia se basa en la comparación de cada fuente y recurso con el objectivo o indicio de actividad. Este proceso de selección debe incluir, como mínimo, las siguientes consideraciones: (1) Capacidades, limitaciones de la fuente o recurso de búsqueda. (2) Tipo de objectivo/indicador. (3) Donde está ubicado el objectivo/indicador. -114-
(4) Con que celeridad se requiere la información. (5) Cantidad de trabajo de la fuente/recurso de búsqueda. La selección es adicionalmente modificada por la disponibilidad de recursos y los efectos de las condiciones ambientales, el enemigo y el terreno. Se debe tener cuidado para no abusar de algunos recursos de búsqueda mientras hacer poco uso de otros. En algunos casos se requerirá que el objectivo o indicio de actividad sea cubierto por dos o más recursos. En otros casos, un solo recurso es todo lo que ma requires o es el único disponible para recopilar la información necesaria. B. Cada objetivo o indicio de actividad seleccionada debe ser adicionalmente analizado en cuanto a lo que se puede detectar por los sistemas disponibles. Este análisis está basado en un conocimiento de las características del objetivo seleccionado y del sistema disponible. La posible ubicación de un objetivo debe ser analizada con respecto a su lejanía y al tipo de termo donde se encuentra. Algunos objetivos pueden encontrarse en rutas bien definidas (logística) , en zonas (fuerzas desplegadas) , áreas y puntos. C. El requerimiento de la puntualidad puede exigir la selección de una agencia o recurso menos preciso pero más oportuno. Por consiguiente, el reconocimiento visual puede preferirse en muchos casos ya qe los informes de reconocimiento visual no requieren los vuelos de comprobación etensivos para el análisis de las imágenes. D. El Efecto del Area de Operación. Las grandes irregularidades del terreno y sus efectos en las consideraciones de línea de visada tienden a favorecer los sistemas de vigilancia aérea. La espesa vegetación tiende a favorecer el uso de patrullas para obtener información detallada. La determinación de los efectos del terreno en cada sistema disponible depende del conocimiento extensivo de las capacidades y limitaciones de cada uno de los sistemas. Las condiciones ambientales y la ilumniación en el área del objetivo y en la rutas hacia las áreas de objetivos afectaran el uso de los sistemas con base aérea o los de lanzamiento. E. El Efecto de la Actividad del Enemigo. Ademas de los sistemas de vigilancia aérea (medios fotográficos, infrarrojos, visuales, radar aerotransportado de captación lateral) , muchos de los sistemas basados en tierra dependen principalmente del apoyo aéreo. Las patrullas de largo -115-
alcance son a menudo lanzadas y recuperadas por medios aéreos. Los relevadores y el reabastecimiento radial son generalmente proporcionados por aeronaves. La perdida de recursos aéreos tendrá un efecto significativo e inconveniente sobre las actividades de vigilancia. XV. PLANES Y ORDENES. Normalmente un plan de vigilancia se pone en vigencia mediante la publicación de un apendice al anexo de inteligencia del plan u orden de operación. Donde no se prepara un anexo de inteligencia, el plan puede publicarse como un anexo seperado o incluirse en el contenido de la orden de operación. El formato de un apendice o anexo de vigilancia sigue generalmente el formato de una orden de campaña de cinco párrafos. A. El párrafo 1 (situación) indica los recursos de vigilancia, reconocimineto, y de adquisición de blancos en apoyo del esfuerzo de reconocimineto y vigilancia del comando. Se expone la situación del enemigo, en lo tocante a las operaciones de vigilancia. Se indica la agregación y el destacamento de recursos/equipos de reconocimiento y vigilancia hacia o desde el comando. Donde sea apropiado, se puede hacer referencia a otros documentos publicados que contienen la misma información y que tienen la misma distribución del apendice o anexo. B. El párrafo 2 (misión) es una indicación al efecto de que el propósito del plan es el de responder a los requerimientos de información del comando. La declaración de la misión debe hacerse en su totalidad y debe ser completa. C. El Párrafo 3 (ejecución) da ordenes a unidades con una misión principal de reconocimiento y vigilancia o asigna tareas especiales de vigilancia a unidades con otras misiones importantes que no son denotadas por la misión principal asignada. Donde sea apropiado, las referencias a las observaciones, a los calcos adjuntos y los otros documentos de apoyo ayudan a clarificar, expandir, y simplificar la orden. Las instrucciones de coordinación son usadas donde existen instrucciones comunes a dos o más recursos con asignaciones de tarea en la orden. -116-
************************************************************ ******** EN EJEMPLO DE PARAFO 3 DEL ANEXO DE VIGILANCIA Copia Número_______ 7 Brigada De Infantería 0600 07ENE988 Anexo C (Vigilancia) de la ORDEN DE OPERACION No. 03-88 Referencias: Mapa, 1:50,000; hojas correspondientes a Masahuat, Cerro Montecristo, y Nueva Concepción. 3. EJECUCION a. Compañía A: Prepare una patrulla de reconocimiento a pie compuesta de seis hombres, que parta a las 2200 O2ENE 988. Jefe de Patrulla, presentese ante el S2 antes de las 2000 O7ENE 988. Para recibir la orientación e informarse sobre la misión. b. Sección de Sensores Remotos: Emplace un línea doble- de 10 sensores sísmicos en una configuración zigzag in Loma El Capulin (coordinadas 375844 a 386847), fijandose en particular en los senderos mas transitados. Termine la misión antes de las 1800 07ENE 988 y controle los sensores entre las 1800 y 0600 horas. d. El párrafo 4 (apoyo de servicio) expone los aspectos logísticos peculiarse a la operación se no son indicados en otra parte. Se puede hacer referencia a otros documentos publicados. e. El párrafo 5 (comando y transmisiones) establece la ubicación de la instalación del D2/S2, las redes radiales que han de usarse para el control y la diseminación, y otras instrucciones con relación a los aspectos de transmisiones y comando del plan. f. Las observaciones, los calcos y otros adjuntos al apendice incluyen normalmente solicitudes de vigilancia, tales como las solicitudes para la colocación de sensores remotos, planes de patrullaje, listas de recursos de equipo asignado, calcos de rutas y de áreas, etc. En el desarrollo de situaciones, muchas de las diferencias entre la información de combate y de inteligencia tienden a hacerse confusas. Las fuerzas enemigas se convierten en un objectivo para el empleo de tropas y unidades de maniobra -117-
como también para la artillería y la fuerza aérea. Del mismo modo, las diferencias entre la información de combate y la de inteligencia tiende a confundirse. En todos los casos, el personal de análisis y producción de inteligencia debe estar consciente de los requerimientos de información específica del enemigo (v.g. , características de las vulnerabilidades del enemigo expugnables, las amenazas del enemigo, etc.) y los requerimientos de diseminación de la información. -118-