Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización

Responder
Mueca
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 543
Registrado: 14 Ago 2008 05:02

Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización

Mensaje por Mueca »

¿Qué os parece, qué falta?
El Consejo de Ministros aprobará en las próximas semanas el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta (PEN-LCRV), un instrumento clave con el objetivo de neutralizar, mediante la prevención y la vigilancia constante, los caladeros de los que se nutre el terrorismo para reclutar muyahidines y enviarlos a Siria, Irak o Mali. Quizá, con billete de vuelta para que continúen la yihad «en casa». La Secretaría de Estado de Seguridad, a través del Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), dirigirá el Plan en todo el Estado.

El Gobierno quiere dotarse de un instrumento eficaz para evitar el surgimiento y desarrollo de los procesos de radicalización y su posible salto hacia el terrorismo puro y duro. Todo ello, mediante la detección temprana y la neutralización de los brotes y focos de fundamentalismo. El Plan diseña una estructura con tres ámbitos de actuación: interno, externo y el ciberespacio, que establecen dónde deben desarrollarse las acciones del Estado. Todo ello, interrelacionado con tres áreas funcionales, definidas por el «antes» -área de prevención-; el «durante» -área de vigilancia- y el «después -área de actuación- de todo proceso de radicalización.

El ámbito local, clave

Se establece quiénes deben ejecutar las acciones y distingue tres bloques: la Administración, los colectivos en riesgo o vulnerables y el conjunto de la sociedad civil. Pero el desarrollo del Plan lo dirigirá una «Estructura Nacional», de carácter interministerial, coordinada desde la Secretaría de Estado de Seguridad a través del CNCA.

En el ámbito interno, establecido como prioritario, se diseñan grupos locales de lucha contra la radicalización que, bajo la coordinación de la citada «Estructura Nacional», intentarán implicar a los diferentes sectores sociales locales en la prevención y tratamiento de los focos de radicalización que se detecten. En este sentido, se prevée un intercambio específico de información entre la Administración Central y la Local.

En lo que respecta al ámbito externo, la «Estructura Nacional» de coordinación tendrá conocimiento de la acción exterior del Estado relacionada con aquellas materias que afectan al fenómeno de la radicalización. De esta forma, presentará propuestas al Gobierno, según se quiera prevenir (con motivo de asistencia o participación en foros internacionales); vigilar (en labores de apoyo, formación o colaboración con otros países), o actuar (si se trata del envío de miembros de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a escenarios de riesgo).

En definitiva, el Plan diseña un sistema integral de actuación, que permite la observación, valoración y tratamiento de la radicalización y el extremismo violento, sin distinción de procedencia. Sin embargo, la expansión del fundamentalismo islamista, y la creciente amenaza que supone para Europa, da a la iniciativa del Gobierno una mayor trascendencia.

Atajar la amenaza de raíz

Es, por tanto, un instrumento complementario a la labor operativa de las Fuerzas de Seguridad del Estado. Tanto la Guardia Civil como el Cuerpo Nacional de Policía se están mostrando muy eficaces en la desarticulación de redes encargadas de reclutar y adoctrinar futuros muyahidines. Pero el terrorismo yihadista se seguirá retroalimentando, pese a las bajas, si no se extirpan precozmente los focos al servicio de los procesos de radicalización. La yihad global utiliza cada vez en mayor medida el Ciberespacio para el reclutamiento de terroristas. Y por ello el Plan pretende implicar a internautas que contribuyan a enviar por las redes sociales mensajes a favor de la paz. Y también a líderes de la comunidad musulmana para que transmitan que ejercer el terrorismo es ir en contra del Corán. Por ello, el Plan tiene varios enfoques. De esta forma, propone la necesidad de profundizar en el alcance del problema de la radicalización en España, así como en las causas que lo facilitan. Plantea, además, que se traten las expresiones de radicalismo y violenvia extremista de forma independiente, que las medidas que se vayan a aplicar se ajusten a las necesidades requeridas para cada caso, con independencia de la ideología, religión o cultura que las impulsan.

Implicación social

El Plan considera imprescindible para detectar precozmente el foco de radicalización la intervención desde todos los ámbitos de la sociedad, tanto públicos como privados. En este sentido, cobra importancia contar con el apoyo de las comunidades o colectivos afectados. Establece, asimismo, estructuras operativas y administrativas específicas, cuyo objetivo es actuar de manera coordinada. En este sentido, se crean cauces fluidos de intercambio de información, de tal modo que se genere un marco de confianza entre todos los sectores implicados en el fenómeno del radicalismo violento.

El Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta será revisado de forma global cada tres años, pudiendo ser modificado total o parcialmente. Desde el Ejecutivo se considera que será un instrumento a todas luces eficaz. Entre otros motivos, porque logrará la concienciación de la sociedad española sobre la trascendencia de la amenaza del extremismo violento en todas sus manifestaciones, aunque ahora, especialmente, el yihadista.
Enlace: http://www.abc.es/espana/20140628/abci- ... 72210.html
easy
paloalto
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 1421
Registrado: 05 Sep 2009 00:57

Re: Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalizac

Mensaje por paloalto »

La verdad me parece que es vender humo. Si, ya se que peor quizás sea no hacer nada, pero tal y como pintan las cosas, aquí en temas de información, los organismos de cooperación me parecen inoperantes. Seguimos en lo de siempre, se comparte lo justo para quedar bien, pero nadie cede un hilo en pos de la operatividad y la economía de recursos y todo eso le da igual con tal de llevarse los méritos, salir en la tele y ponerse una medalla. Esto ocurre a TODOS los niveles desde director general a grupos operativos.
Pudiera ser buena la idea de que los imanes no radicales prediquen lo que dices, el problema es la no integración de los musulmanes, que no tienen trabajos cualificados y se tienen que conformar con lo que la sociedad les deja, los peores trabajos, los peores barrios, en definitiva todo lo que nos sobra a nosotros. Se sienten maltratados y es fácil que prenda el odio y el ansia de venganza.
Contra esto no se puede luchar si no es con muchísimo dinero, formación etc. Hoy por hoy nuestra situación económica no lo permite y si lo permitiese los nativos castigaría electoralmente a quien dedicase tan ingente cantidad de medios a integrar a estas personas. Además en otros países europeos como Francia, Alemania etc. que si han dedicado muchos medios, están en una situación parecida a la nuestra, lo único que han conseguido es que la gente se acostumbra a vivir subvencionado y llega un momento en que se toma como un derecho y no una ayuda puntual para que las personas echen a andar.
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Re: Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalizac

Mensaje por kilo009 »

Más información sobre el asunto:
El Gobierno está dando los últimos toques a una estrategia para luchar contra el islamismo radical en España en la que pretende contar con la ayuda de los imanes moderados que dirigen el rezo de la comunidad musulmana en nuestro país. No sólo de forma genérica, para abordar los aspectos sociopolíticos del fenómeno, sino también de forma concreta, con su colaboración estrecha con las fuerzas de Seguridad del Estado.

Esta pretensión viene contenida en el llamado Plan Estratégico Nacional de la Lucha contra la Radicalización, que tiene como objetivo combatir la violencia de forma genérica, pero que contiene medidas específicamente destinadas para luchar contra el yihadismo.

El plan tiene, según las fuentes consultadas, "tres ámbitos de actuación: el interno, el externo y el ciberespacio". Y determina tres áreas funcionales, la de "prevención (antes), vigilancia y actuación (después) de todo proceso de radicalización", que serán coordinadas por la Secretaría de Estado de Interior y por el CNCA, el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista.

La preocupación por el incremento exponencial del radicalismo islámico en los últimos años en Europa -de donde, según datos de la Secretaría de Estado de Interior, han partido más de 3.000 de los activistas que primero combatieron en Siria y se integraron en organizaciones en la órbita de Al Qaeda y después se han ido desviando hacia las filas del Estado Islámico (IS)- hace muchos años que animó a algunos países a crear programas de prevención y de desradicalización. Los expertos destacan a Gran Bretaña y a Holanda como dos ejemplos prototípicos cuyos gobiernos trasladaron o adaptaron a sus territorios los protocolos que previamente aplicaron, con mayor o menor fortuna como es evidente, países como Arabia Saudí, Indonesia, Egipto o Jordania.

En España, el planteamiento integral del problema en esos términos, a diferencia de las labores policiales o de inteligencia, no está desarrollado y el Ejecutivo intentará paliar esta circunstancia con el plan cuyos borradores están siendo acabados para ser presentado en breve. Y cuyo alcance se desconoce todavía.

No es la primera vez que se plantea la colaboración de los imames moderados para hacer frente a un problema que lleva tiempo alertando a los expertos policiales. Públicamente, algunos de ellos llegaron a sugerir medidas al Ministerio del Interior para atajar el proselitismo de algunos de los predicadores que habían sido expulsados de Arabia Saudí o de Marruecos por su radicalismo pero no encontraban obstáculo alguno para ejercer en España.

"Es responsabilidad de Interior. Cualquier imán extremista que llene a sus seguidores de odio contra un pueblo, contra la paz o la convivencia, hay que echarlo fuera", aseguraba a este periódico hace cuatro años Moneir el Messery, responsable de la mezquita de Leganés. Sus propuestas pasaban, por supuesto, por enviar mensajes recordando la naturaleza pacífica del islam, pero también estaba la de proporcionar al Ministerio del Interior información para que éste, en colaboración con las embajadas, impidiese la concesión de visados a los predicadores radicales. Algunos de estos imames moderados -aunque no todos- tampoco descartaban el cierre de aquellas mezquitas (o centros afines) que haciéndose pasar por centros de culto hubieran degenerado hacía el proselitismo radical. Ahí quedó la historia entonces y pronto se sabrá si el plan incluye, al margen de los mensajes, alguna de estas ideas.

El pasado viernes, tras la difusión del asesinato del periodista James Foley, el presidente de la Unión de las Comunidades Islámicas en España, Riay Tatari, dió cuenta de lo delicado de todo este asunto cuando, al ser preguntado por su predisposición a ayudar a las Fuerzas de Seguridad, optó por la cautela, eludió ir más allá y aseguró que los fieles ya se encargan de rechazar a los predicadores que difunden un mensaje de odio.

La enorme dimensión del problema generado por el Estado Islámico (IS) sobrepasa la capacidad de cualquier gobierno. Por el nivel de fanatismo, porque responde a unos parámetros que escapan a la mentalidad occidental, porque ha planteado una guerra abierta, porque está sobrada y secretamente armado y financiado y porque, aunque sus ideas son medievales, su empleo de las nuevas tecnologías es enormemente eficaz.

Pero cualquier gobierno tiene la obligación de intentar impedir que sus nacionales o residentes engrosen esa amenaza convirtiéndose en los llamados lobos solitarios o en terroristas de ida y vuelta.

Los expertos policiales y los servicios de inteligencia llevan años reclamando, entre otras cosas, modificaciones legales efectivas. Según fuentes de Interior, para complementar el plan se están estudiando varias reformas legislativas, algunas ya iniciadas: la modificación del Código Penal con el fin de perseguir el llamado "adiestramiento pasivo", es decir, que sea considerado delito el autoadiestramiento, la entrada reiterada en webs desde las que se imparten doctrinas radicales; la introducción en la Ley de Seguridad Ciudadana de medidas que permitan el control de locutorios para perseguir distintas redes criminales, y la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para facilitar la actuación de los investigadores en el ciberespacio -regulando la figura de los agentes encubiertos en internet y garantizando la legalidad en la obtención de los medios de prueba-. El reto es tan enorme que requerirá que el plan sea efectivamente ambicioso e integral.
Fuente: http://www.elmundo.es/espana/2014/08/24 ... b4578.html
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Re: Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalizac

Mensaje por kilo009 »

Se proponen unas modificaciones importantes del Código Penal:
El ministro avanza “una panoplia” de medidas contra el yihadismo: “Estamos estudiando una reforma transversal de la legislación para dar respuesta eficaz a esta amenaza. Reformas en el Código Penal, la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Ley de Extranjería y el Código Civil”.
—En el Código Penal, por ejemplo, estamos trabajando por una mejor tipificación como delito del llamado adiestramiento pasivo, es decir, la conducta del que se está formando para ir a combatir. Ese adoctrinamiento se hace en las prisiones, en los centros de culto o a través de las redes sociales. También puedo hablar de penalizar la autorradicalización, es decir, lo que hace que una persona se convierta en un lobo solitario. O de la incitación a la comisión de actos terroristas o su apología por Internet. Y, en particular, la posible inclusión en el Código Penal del caso de los combatientes retornados, lo que conllevaría la prohibición de entrar en España o bien de salir del territorio nacional para integrarse en un grupo terrorista.

—¿Y en la Ley de Enjuiciamiento Criminal?

—Trabajamos en cómo mejorar la regulación de los agentes encubiertos, y en la protección de testigos y peritos. En la Ley de Extranjería prevemos acelerar los expedientes de expulsión o la prohibición de entrada de personas que hayan cometido delitos graves.

—¿Qué retoques planea en el Código Civil?

—Que los delitos de terrorismo conlleven la pérdida de la nacionalidad española. Y, por otro lado, en la Ley de Subvenciones, cabe la retención de pagos de subvenciones y la pérdida de beneficios sociales…

Al margen de esto, apuesta por otra arma que él llama “la contranarrativa”, que consiste en dar voz a las víctimas y en promover discursos que den una visión moderada del islam. En esa línea va la Unión de Comunidades Islámicas de España, que ha pedido a los imanes que sensibilicen a sus fieles contra el yihadismo.

A Fernández le preocupa en especial un posible semillero yihadista en Ceuta y Melilla. “Sería absurdo negarlo”, concluye.
Entrevista completa al MIR en El País http://politica.elpais.com/politica/201 ... 13061.html
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Re: Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización

Mensaje por kilo009 »

APROBADO EL PLAN ESTRATÉGICO NACIONAL DE LUCHA CONTRA LA RADICALIZACIÓN VIOLENTA

Se trata de un instrumento eficaz de tratamiento que previene y evita el surgimiento y desarrollo de procesos de radicalización violenta y extrema y su posible salida hacia el terrorismo
Distingue tres ámbitos de actuación: el interno (en España), el externo (fuera de España) y el ciberespacio (en Internet) y tiene tres áreas de actuación definidas por el "antes" (área de Prevenir), el "durante" (área de Vigilar) y el "después" (área de Actuar) de todo proceso de radicalización
Establece sucesivos Planes Anuales de Gestión que regulan las estructuras previstas de seguimiento y control, identificando el tipo de amenaza específica y a quien le afecta desde una óptica de riesgo para la seguridad nacional, y concretando las medidas prioritarias a implementar
El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta. Se trata de un instrumento eficaz de tratamiento que previene y evita el surgimiento y desarrollo de procesos de radicalización violenta y extrema, y su posible salida hacia el terrorismo, mediante la detección temprana y su neutralización de posibles brotes o focos de radicalismo y actuando sobre aquellos colectivos o individuos en situación de riesgo o vulnerabilidad.

Sin perjuicio de que este Plan está orientado hacia todo tipo de radicalización violenta, en la actualidad la principal amenaza procede del terrorismo yihadista, que ha provocado atentados en diversas ciudades del mundo, como en 2001 en Nueva York y Washington; en 2002, en Bali; en 2003, en Casablanca; en 2004 en Madrid; en 2005, en Londres, entre otros, y más recientemente, a principios de este mes, en París.

En los últimos años, tanto la Unión Europea como España, han puesto en marcha una serie de planes para luchar contra esta amenaza.

La seguridad nacional es una de las prioridades del Gobierno de España. Para ello, en 2013 se aprobó la Estrategia de Seguridad Nacional que establece el terrorismo como una de sus principales amenazas y contempla los extremismos violentos como uno de sus factores potenciadores.

Directrices de la Unión Europea

El Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta está elaborado en cumplimiento de las Directrices de la Unión Europea de lucha contra la radicalización y el extremismo violento: Estrategia de Lucha contra el Terrorismo, de 2005, y Estrategia contra la Radicalización y la Captación de Terroristas, revisada y actualizada en junio 2014.

Este Plan es consecuencia del trabajo desarrollado durante dos años, bajo la coordinación del actual Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado -en su momento, el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista-, por un grupo de trabajo interministerial compuesto por doce ministerios, el CNI, la Fundación Pluralismo y Convivencia y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que ha estado elaborando este Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta que hoy ha aprobado el Consejo de Ministros.

Ámbitos y áreas de actuación

El Plan distingue tres ámbitos de actuación: el interno (en España), el externo (fuera de España) y el ciberespacio (en Internet), que establecen "DONDE" deben desarrollarse las acciones del Estado. Además, tiene tres áreas de actuación definidas por el "antes" (área de Prevenir), el "durante" (área de Vigilar) y el "después" (área de Actuar) de todo proceso de radicalización, y que indican "CÓMO" y "CUÁNDO" tienen que llevarse a efecto las acciones anteriores. Cada área tiene un frente operativo de acción, que determina "QUÉ" acción debe llevarse a cabo en cada una de ellas. El Plan incluye también "QUIÉNES" son los responsables de ejecutar las acciones, distinguiendo tres bloques: la Administración, los colectivos en riesgo o vulnerables y el conjunto de la sociedad civil.

Además, en el Plan Estratégico Nacional se establece una única estructura nacional de carácter interministerial y coordinada desde el Ministerio del Interior, que dirigirá la implementación y desarrollo del Plan en todo su contenido a través del denominado Grupo Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta, que está compuesto por doce Ministerios, el CNI, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Fundación Pluralismo y Convivencia del Ministerio de Justicia, y, finalmente, otras entidades públicas o privadas que eventualmente dicho Grupo considere necesarias como son las universidades, instituciones y organismos, asociaciones y ONGs.

Este Grupo Nacional coordina los Grupos Locales de Lucha contra la Radicalización Violenta que están ubicados en cada término municipal del Estado, formados por representantes de la policía local, policía autonómica en su caso, Ayuntamientos, Juzgados, centros escolares, asuntos sociales, entidades sociales y colectivos de riesgo. Se diseña un sistema específico de intercambio de información entre la Administración Local y la Central.

Además, el Plan contiene un apartado específico para combatir la radicalización en los centros penitenciarios.

Funcionamiento del Plan

Respecto a su funcionamiento el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta distingue tres tipos de situaciones:

Si ocurriera un incidente en un municipio, será trasladado a través de los Ayuntamientos a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y recibirá asesoramiento de la Administración General del Estado a través del Grupo Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta, con los representantes en él designados.
Si afectara a un colectivo vulnerable, el incidente será trasladado por el colectivo afectado a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia y recibirá asesoramiento por parte de la Administración General del Estado y del Grupo Nacional.
Si se detectara un posible foco de radicalización en una barriada de alguna localidad, individual o colectivo, será tratado y solucionado en el seno del Grupo Local. Si excediera del ámbito local, se trataría a nivel provincial o autonómico. Si este problema excediera del ámbito territorial de detección del foco, será el Grupo Nacional el que actúe de inmediato.
Planes Anuales de Gestión

El Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta establece sucesivos Planes Anuales de Gestión que regulan las estructuras previstas de seguimiento y control, identificando el tipo de amenaza específica y a quien le afecta desde una óptica de riesgo para la seguridad nacional, y concretando las medidas prioritarias a implementar.

El Plan será revisado todos los años, según el nivel de implantación de cada Plan de Gestión Anual, y de forma global cada tres años, y se podrá modificar total o parcialmente. Su evaluación será continuada, desde su aprobación y centrada en su proceso, objetivos e impactos.

En definitiva, el Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta busca conseguir la concienciación y sensibilización de la sociedad española sobre la trascendencia de la amenaza del extremismo violento. De esta manera España contará con una herramienta de enorme utilidad y complementará otras iniciativas.
Más información: APROBADO EL PLAN ESTRATÉGICO NACIONAL DE LUCHA CONTRA LA RADICALIZACIÓN VIOLENTA

Se trata de un instrumento eficaz de tratamiento que previene y evita el surgimiento y desarrollo de procesos de radicalización violenta y extrema y su posible salida hacia el terrorismo
Distingue tres ámbitos de actuación: el interno (en España), el externo (fuera de España) y el ciberespacio (en Internet) y tiene tres áreas de actuación definidas por el "antes" (área de Prevenir), el "durante" (área de Vigilar) y el "después" (área de Actuar) de todo proceso de radicalización
Establece sucesivos Planes Anuales de Gestión que regulan las estructuras previstas de seguimiento y control, identificando el tipo de amenaza específica y a quien le afecta desde una óptica de riesgo para la seguridad nacional, y concretando las medidas prioritarias a implementar
El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta. Se trata de un instrumento eficaz de tratamiento que previene y evita el surgimiento y desarrollo de procesos de radicalización violenta y extrema, y su posible salida hacia el terrorismo, mediante la detección temprana y su neutralización de posibles brotes o focos de radicalismo y actuando sobre aquellos colectivos o individuos en situación de riesgo o vulnerabilidad.

Sin perjuicio de que este Plan está orientado hacia todo tipo de radicalización violenta, en la actualidad la principal amenaza procede del terrorismo yihadista, que ha provocado atentados en diversas ciudades del mundo, como en 2001 en Nueva York y Washington; en 2002, en Bali; en 2003, en Casablanca; en 2004 en Madrid; en 2005, en Londres, entre otros, y más recientemente, a principios de este mes, en París.

En los últimos años, tanto la Unión Europea como España, han puesto en marcha una serie de planes para luchar contra esta amenaza.

La seguridad nacional es una de las prioridades del Gobierno de España. Para ello, en 2013 se aprobó la Estrategia de Seguridad Nacional que establece el terrorismo como una de sus principales amenazas y contempla los extremismos violentos como uno de sus factores potenciadores.

Directrices de la Unión Europea

El Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta está elaborado en cumplimiento de las Directrices de la Unión Europea de lucha contra la radicalización y el extremismo violento: Estrategia de Lucha contra el Terrorismo, de 2005, y Estrategia contra la Radicalización y la Captación de Terroristas, revisada y actualizada en junio 2014.

Este Plan es consecuencia del trabajo desarrollado durante dos años, bajo la coordinación del actual Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado -en su momento, el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista-, por un grupo de trabajo interministerial compuesto por doce ministerios, el CNI, la Fundación Pluralismo y Convivencia y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que ha estado elaborando este Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta que hoy ha aprobado el Consejo de Ministros.

Ámbitos y áreas de actuación

El Plan distingue tres ámbitos de actuación: el interno (en España), el externo (fuera de España) y el ciberespacio (en Internet), que establecen "DONDE" deben desarrollarse las acciones del Estado. Además, tiene tres áreas de actuación definidas por el "antes" (área de Prevenir), el "durante" (área de Vigilar) y el "después" (área de Actuar) de todo proceso de radicalización, y que indican "CÓMO" y "CUÁNDO" tienen que llevarse a efecto las acciones anteriores. Cada área tiene un frente operativo de acción, que determina "QUÉ" acción debe llevarse a cabo en cada una de ellas. El Plan incluye también "QUIÉNES" son los responsables de ejecutar las acciones, distinguiendo tres bloques: la Administración, los colectivos en riesgo o vulnerables y el conjunto de la sociedad civil.

Además, en el Plan Estratégico Nacional se establece una única estructura nacional de carácter interministerial y coordinada desde el Ministerio del Interior, que dirigirá la implementación y desarrollo del Plan en todo su contenido a través del denominado Grupo Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta, que está compuesto por doce Ministerios, el CNI, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Fundación Pluralismo y Convivencia del Ministerio de Justicia, y, finalmente, otras entidades públicas o privadas que eventualmente dicho Grupo considere necesarias como son las universidades, instituciones y organismos, asociaciones y ONGs.

Este Grupo Nacional coordina los Grupos Locales de Lucha contra la Radicalización Violenta que están ubicados en cada término municipal del Estado, formados por representantes de la policía local, policía autonómica en su caso, Ayuntamientos, Juzgados, centros escolares, asuntos sociales, entidades sociales y colectivos de riesgo. Se diseña un sistema específico de intercambio de información entre la Administración Local y la Central.

Además, el Plan contiene un apartado específico para combatir la radicalización en los centros penitenciarios.

Funcionamiento del Plan

Respecto a su funcionamiento el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta distingue tres tipos de situaciones:

Si ocurriera un incidente en un municipio, será trasladado a través de los Ayuntamientos a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y recibirá asesoramiento de la Administración General del Estado a través del Grupo Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta, con los representantes en él designados.
Si afectara a un colectivo vulnerable, el incidente será trasladado por el colectivo afectado a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia y recibirá asesoramiento por parte de la Administración General del Estado y del Grupo Nacional.
Si se detectara un posible foco de radicalización en una barriada de alguna localidad, individual o colectivo, será tratado y solucionado en el seno del Grupo Local. Si excediera del ámbito local, se trataría a nivel provincial o autonómico. Si este problema excediera del ámbito territorial de detección del foco, será el Grupo Nacional el que actúe de inmediato.
Planes Anuales de Gestión

El Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta establece sucesivos Planes Anuales de Gestión que regulan las estructuras previstas de seguimiento y control, identificando el tipo de amenaza específica y a quien le afecta desde una óptica de riesgo para la seguridad nacional, y concretando las medidas prioritarias a implementar.

El Plan será revisado todos los años, según el nivel de implantación de cada Plan de Gestión Anual, y de forma global cada tres años, y se podrá modificar total o parcialmente. Su evaluación será continuada, desde su aprobación y centrada en su proceso, objetivos e impactos.

En definitiva, el Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta busca conseguir la concienciación y sensibilización de la sociedad española sobre la trascendencia de la amenaza del extremismo violento. De esta manera España contará con una herramienta de enorme utilidad y complementará otras iniciativas.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
Avatar de Usuario
Troyano
Colaborador
Colaborador
Mensajes: 39
Registrado: 27 Ago 2014 20:21

Re: Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización

Mensaje por Troyano »

Presentación del Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta.

http://www.lamoncloa.gob.es/consejodemi ... 130e_1.pdf
Última edición por Troyano el 03 Feb 2015 13:36, editado 1 vez en total.
Imagen
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.
Avatar de Usuario
Troyano
Colaborador
Colaborador
Mensajes: 39
Registrado: 27 Ago 2014 20:21

Re: Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización

Mensaje por Troyano »

Texto del pacto antiterrorista firmado ayer por el Gobierno y el PSOE.

http://ep00.epimg.net/descargables/2015 ... 2e7bc4.pdf
Imagen
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.
Responder

Volver a “Operaciones contra-terroristas y actividad en prisiones”