Estación de Seguimiento en Ciudad Real

AMON
Curioso
Curioso
Mensajes: 13
Registrado: 04 Nov 2009 10:15

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por AMON » 29 Sep 2010 23:50

No, no tenía nada que ver Radio Liberty, con la instalación americana de Estartit, por lo menos la de Radio Liberty, desmontaron las instalaciones para aprovechar el solar, pero esta que comentamos fué abandonada a su suerte como tantas otras instalaciones, que en su momento tuvieron gran valor estratégico. Otro ejemplo:

http://funkoffizier.wordpress.com/2008/04/page/2/

El pasado año y como consecuencia de un fuerte temporal que azotó la costa gallega, se vinieron abajo las dos torretas que quedaban ergidas y sujetas en precario.
Lamentable.
Amón.

pagano
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 4965
Registrado: 01 Abr 2007 22:30

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por pagano » 11 Oct 2010 12:33

Respecto a las torres gallegas.
¿Pueden ser las que se instalaron durante la 2ª GM en misiones de transmisiones y radiofaro para subs y corsarios alemanes?
En un documental de TVE hace varios años hicieron un reportaje sobre ellas, que están totalmente abandanadas y saqueadas.

AMON
Curioso
Curioso
Mensajes: 13
Registrado: 04 Nov 2009 10:15

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por AMON » 13 Oct 2010 18:40

pagano escribió:¿Pueden ser las que se instalaron durante la 2ª GM en misiones de transmisiones y radiofaro para subs y corsarios alemanes?


Las mismas, posiblemente a estas horas, si se ha mantenido la misma trayectoria por parte de las instituciones de bla, bla, bla y no hacer nada, es posible que los chatarreros rumanos o nacionales hayan dado buena cuenta de ellas, una vez en el suelo.
Amon.

arcade
Mensajes: 3
Registrado: 14 Ago 2011 03:28

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por arcade » 14 Ago 2011 03:39

he mirado en almagro y ha aparecido esto, parece un aerodromo pero no se ve ninguna instalacion sera esto lo que buscabais
Imagen

Miguel Fuerbass
Mensajes: 1
Registrado: 09 Mar 2012 02:02

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por Miguel Fuerbass » 09 Mar 2012 02:09

La Finca El Doctor fue utiliziada - al menos durante los años 1976 hasta 1981 - por el servicio secreto de Alemania Federal (el BND) para escuchar la comunicacion de Europa a Sud-America. Tengo esta informacion, porque en esos años yo viví en Madrid y mi padre trabajó en la Finca, siendo aleman. Ahora puedo hablar, mi padre fallecio en 2009 y yo no trabajo para el estado... sí alguien necesita prueba, puedo poner fotos de la Finca de los años setenta

Carlos_Sajor
Curioso
Curioso
Mensajes: 15
Registrado: 20 Abr 2008 01:50

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por Carlos_Sajor » 09 Mar 2012 07:22

Pues no sé en qué estatus está el asunto de la finca. Sí los moderadores no ponen impedimento, encantado!! Subelas!

Avatar de Usuario
manzaricoh
Jefe de Area
Jefe de Area
Mensajes: 481
Registrado: 09 Feb 2010 09:42

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por manzaricoh » 09 Mar 2012 10:06

Sigue estando operativa actualmente. En el cruce de la CM-4117 y CM-4124. Se pueden ver varias fincas, una con antenas (Ahora muchas menos que cuando lo tenían los alemanes) y con las entradas a los subterraneos. Y a 3 kms +- los edificios en superficie.

kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por kilo009 » 07 Oct 2014 01:09

El Doctor. Fuente: La Información

TemasAdolf Hitler Agencia Central de Inteligencia Comunidad de Madrid Defensa Der Spiegel España Espionaje e inteligencia Estados Unidos Europa del Este Helmut Schmidt Mundo Múnich Policía y justicia Willy Brandt
Los servicios secretos de la Alemania Occidental planearon trasladar su base de operaciones a España durante la Guerra Fría, en el caso de que fuera imposible mantener su central en el interior del país, según un nuevo libro que desentraña la historia del espionaje germano.

El semanario "Der Spiegel" adelanta hoy parte del libro, titulado "Geheimobjekt Pullach" ("Objeto secreto Pullach", en referencia a la localidad en la que está la central de los servicios de inteligencia) y revela la estrategia diseñada para mudarse en los años más duros de la Guerra Fría.

Primero se eligió Suiza, con cuyas autoridades llegó a negociar en 1947 el fundador de los servicios secretos alemanes, el exgeneral nazi Rienhard Gehlen, alias "doctor Schneider".

Un año más tarde, durante el bloqueo soviético a Berlín Occidental, Gehlen planeó la huida a España.

Con ese objetivo llegó a hacerse con dos fincas situadas a 170 kilómetros al sur de Madrid para instalar en ellas una nueva base, bajo el nombre de "El Doctor".

En 1953 decidió que el contacto en el caso de necesidad sería la CIA estadounidense y que las parejas y los hijos de los agentes serían enviados a EEUU.

Con Willy Brandt al frente de la Cancillería (1969-1974) y después en la etapa de Helmut Schmidt (1974-1982), la estrategia de la organización, según los autores del libro, se centró ya en Alemania.


En caso de necesidad, los servicios centrales habrían abandonado Pullach para trasladarse a la cercana Múnich, en el sur del país, y de ahí pasar a Aquisgrán, en el oeste.

"Geheimobjekt Pullach", escrito por los historiadores Bodo Hechelhammer y Susanne Meinl, narra la historia de la inteligencia germana a través de su sede, un complejo de edificios que fue levantado en los años treinta para alojar a altos funcionarios del partido nazi, antes de convertirse en el cuartel general "Siegfried".

Las tropas estadounidenses lo ocuparon en mayo de 1945 y dos años después se mudó al lugar el germen de lo que serían los servicios secretos alemanes, la denominada entonces "Organización Gehlen", que primero trabajó para el Ejército de EE.UU. y para la CIA.

En el año 2000, la CIA reconoció que mantuvo una extensa relación con Gehlen, pese a que había negado durante cinco décadas sus vínculos con el general nazi.

La CIA admitió esa colaboración de acuerdo con la Ley de Divulgación de los Crímenes de Guerra Nazis, que permite sacar a la luz pública documentos secretos de ese servicio de información, pero no dio detalles.

No obstante, diversos investigadores han apuntado a que la red de espías del general alemán, que había sido el responsable de las unidades de información de Hitler en la Europa del Este, se utilizó contra la URSS en los años que siguieron a la II Guerra Mundial.

Un grupo de prestigiosos historiadores estudia por encargo de los actuales servicios secretos alemanes el pasado nazi de esta organización, en la que se sospecha que trabajaron muchos agentes del nacionalsocialismo.

Su atención se centra en el periodo entre 1945 y 1968, fecha en la que se retiró Gehlen.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por kilo009 » 07 Oct 2014 16:38

Centro de Propagación de Estudios Radioeléctricos El Doctor

...Cruzar la barrera de El Doctor es ver un largo camino que parece no llegar a ninguna parte. En la bruma, hay habitantes de Manzanares (Ciudad Real) que aseguran que los camiones entran y desaparecen. La señal del móvil se vuelve loca. La transmisión de datos apenas funciona. Pasa por momentos. "No hay señal. Ahora sí. Ahora no", lo dice el pequeño José María, que acompaña a Nicasio, su padre, rumbo al lugar donde trabajó su abuela. "Dentro, en la lavandería, rodeada de alemanes con uniforme". A simple vista, en la entrada sólo hay un largo camino, pasto seco, búnkeres repartidos por kilómetros. Cruzamos el puesto de control, el guardia civil se pone nervioso. Niega conocer cualquier misterio. Nada del plan más secreto del todopoderoso fundador de los servicios secretos alemanes (BND), Reinhard Gehlen, un ex general nazi, reconvertido por la CIA, quien planeó mudar al BND a España, al lugar donde estamos ahora. Al dejar atrás el puesto de la Benemérita, los agentes nos persiguen mientras rodeamos la única propiedad vallada en kilómetros. Por primera vez, les mostraremos qué sucedía dentro. Lo contaremos entre susurros pues, como recuerda Nicasio y se dice en el pueblo... "Si hablas muy alto, lo que sea que digas, lo escuchan los de El Doctor".

En Baja Sajonia, el estado federal germano, vive Michael Fuerbass. Rebusca entre sus archivos, mira sus álbumes familiares. "Mi padre trabajó para los servicios secretos alemanes, para el BND, específicamente en El Doctor", afirma sin dudar. "Yo vivía en Madrid y él viajaba desde nuestra casa a la base en transportes sin rotular". Tras mucho buscar encuentra las imágenes que atesora. «Si mi padre hubiera tomado en cuenta las restricciones que el BND le indicó, no debía haber hecho estas fotos». Se hicieron entre los años 70 y 80. «Él hacía escuchas, eran como 25 alemanes desplazados allí». En las imágenes se ven las instalaciones por dentro. La convivencia con los trabajadores locales. Su testimonio y las fotografías prueban que a esta localidad manchega, llegó un grupo de espías alemanes. Era el centro de interceptación más avanzado y seguro de Europa. Podemos asegurar que trabajaron alemanes hasta finales de los años 90. Llegaban a captar 4.000 conversaciones al día... ¿Quién fue el padre de este nido de espías? La existencia de El Doctor fue idea del temido y omnipresente Reinhard Gehlen.

Si hubo un nazi que superó la transición desde el Tercer Reich hacia la República Federal alemana cayendo de pie, ese fue Gehlen. Había lucido los galones de mayor general de la Wehrmacht alemana durante la Segunda Guerra Mundial y había ocupado el puesto de jefe de contrainteligencia en el Frente Oriental, lo que le permitió en 1945 comerciar con la nutrida información que Hitler había hecho reunir sobre los espías comunistas, de los que EEUU, a esas alturas, sabía bien poco. Con los archivos que logró salvar y junto con los hombres de confianza con los que había dirigido el servicio de espionaje nazi, se puso al frente de la Organización Gehlen, que fue ganando influencia hasta que la misma CIA hubo de contar con sus servicios.

La Alemania occidental de Adenauer terminó situándolo al frente de lo que hoy son los servicios de inteligencia germanos, el BND, que dirigió hasta 1968, y siempre se sospechó que fue un factor clave de la organización Odessa [donde jugó un papel decisivo otra pieza en esta historia:Otto Skorzeny, el nazi que rescató a Mussolini, quién fijó su residencia en Madrid]. Lo que se desconocía hasta ahora es que Gehlen tuvo un plan para mudar a este paraje de La Mancha, una de las zonas mejor comunicadas de España, a la cúpula de espionaje alemán.

«En los inseguros tiempos de la Guerra Fría, los servicios secretos [germanos] tuvieron que montar un plan de evasión para el hipotético caso de una invasión de la República Federal por las tropas soviéticas o las del Pacto de Varsovia», desvela el libro Geheimobjekt Pullach -Objeto Secreto Pullach-, que se presenta mañana en Berlín. "La Organización Gehelen pidió apoyo a las autoridades suizas en la primavera de 1947. También con Portugal y sobre todo con España se produjeron las primeras conversaciones. Reinhard Gehlen puso al tanto a sus colegas americanos en un memorándum fechado el 19 de mayo de 1948 de la necesidad de tomar esa medida preventiva, para garantizar la huida y continuidad de la organización en caso de guerra. El Ejército de EEUU -United States European Comand- dio prioridad sin embargo a informar al agregado militar en Madrid, pero sin establecer medidas concretas".

La CIA nunca llegó a fiarse de Gehlen pero él supo aprovechar los fajos de documentos que sustrajo. Mientras mantenía unas relaciones estrechas con el gobierno Adenauer, cuidaba sus contactos con la CIA y mantenía bajo control a agentes clave del KGB. Su plan de huida siempre fue volar a España y guarecerse cerca de Madrid, con la connivencia de Franco. «Durante el bloqueo soviético de Berlín, desde junio de 1948 hasta mayo de 1949, fue modificada la percepción de riesgo de la situación por parte de los americanos. En febrero de 1949, viajó Reinhard Gehlen... a Roma, París y Madrid, con el objetivo de obtener un compromiso para el traslado de la Organización Gehlen en caso necesario. Obtuvieron la aprobación para, en caso de guerra, salir a través de Francia con destino a España». La misma ruta que ya había hecho Skorzeny.

Casi al mismo tiempo, Skorzeny «recibe de autoridades franquistas un pasaporte y un salvoconducto verdaderos a nombre de Rolf Steinbauer, de "nacionalidad alemana", válido desde septiembre de 1950. Fue emitido por el consulado general de España en Frankfurt. Al mes siguiente él ya estaba en Madrid. Lo certifican documentos emitidos, ya en la capital, en octubre de 1950, a nombre de la mujer del nazi. El régimen le tenía preparada una vivienda en la calle López de Hoyos, 70. Su despacho quedaba en la avenida José Antonio 14 [hoy Gran Vía]», relatamos en Crónica cuando tuvimos acceso a los archivos secretos de Skorzeny. Gehlen y Skorzeny tenían la mira puesta en Madrid. «En un primer momento se establecieron contactos con los servicios secretos españoles, para planear la instalación de una estación de escuchas radiofónicas que permitiese la captación de comunicaciones. Gehlen se sirvió para ello de sus buenas relaciones con el general del Estado Mayor Juan Vigón, sobre el que atesoraba una ficha especial en sus archivos personales», menciona el nuevo libro.

«La estación de largo alcance y potencial sede de repuesto para el BND en España fue denominada en la prensa como Finca El Doctor [a 190 km]... al sur de Madrid, entre las localidades de Daimiel, Bolaños y Manzanares. La base estaba compuesta por dos terrenos, ocupaba una superficie total de unas 25 hectáreas y disponía de varios búnkeres subterráneos», describe. Una descripción exacta de donde estamos. En la carretera CM-4117, cerca del cruce CM-4124, que curiosamente, al teclearlos, Google Maps no los suele reconocer. Que en determinados dispositivos, como el iPad, las imágenes satelitales de El Doctor aparecen difuminadas.

Solo unos años después, el Gobierno de EE.UU. obligó a modificar esos planes porque consideraba más seguro trasladar a territorio norteamericano a Gehlen y los suyos, mujeres e hijos incluidos, en caso de que la situación se volviese incontrolable en Alemania. Gehlen -como siempre- obedeció sobre el papel, pero la base establecida en España nunca fue desmontada y el protocolo de huida a este paraje beige, de nubes quietas, permaneció durante su mandato [dejó el cargo 1968] como plan en activo, lo que da a entender la confianza que España -donde residía su cómplice Skorzeny- inspiraba al espía nazi.

La compra de los terrenos de ElDoctor la realizó oficialmente Eberhard Kieckebusch en los años 50. Lo descubrió el periodista manchego Melchor Díaz-Pinés, quien trabajaba para la agencia Cifra. Su hijo Manuel recuperó el texto, que no encontramos citado en diarios, quizás porque sólo mencionaba a un "agricultor, súbdito alemán". Poca noticia. Lo cierto es que el texto está en los archivos secretos británicos, ya que Eberhard Kieckebusch era un conocido espía que trabajaba en la embajada germana. Pagó "6.500.000 pesetas... abarca una extensión de 300 fanegas castellanas y con el entusiasmo de este nuevo dueño germano, está llamada a ser una de las más fructíferas de estos contornos". Manuel, el hijo, exvecino de Manzanares, conversa con este suplemento:"Recuerdo el halo de misterio de esa finca. Siempre se han contado cosas extrañas".

Díaz-Pinés escribió que se cultivaría algodón. Nada se supo de eso. Lo que sí se plantaron fueron un centenar de antenas y más de una decena de búnkeres, con varios pisos subterráneos. Hay montacargas en el subsuelo para vehículos de gran tamaño, habitaciones blindadas... Incluso un quirófano. "Además de túneles subterráneos que abarcan cientos de metros y unen, por debajo, las dos propiedades", cuenta un camionero que no quiere dar a conocer su nombre. Es cierto: El Doctor son dos terrenos que distan el uno del otro en más de tres kilómetros. En uno están los búnkeres, en el otro las antenas.

El plan de convertirlo en la gran oreja del servicio secreto alemán se habría hecho real en los años 60, cuando arribarían más de un centenar de especialistas en esta tecnología y agentes. "En los 70 estaba plenamente operativo". Lo asegura Michael Fuerbass, cuyo padre Werner Fuerbass trabajó allí de 1976 a 1981. "La finca era para escuchas. Mi padre se ocupaba de las líneas telefónicas de Sudamérica. Era una propiedad del Gobierno alemán con conocimiento del español. La seguridad -como ahora- era de la Guardia Civil". "En la misma finca tenían habitaciones. Según me contó, en el primer piso". Dentro había además piscina y bar para que se distrajeran mientras no estaban de guardia. "Yo estudiaba en el Colegio Alemán de Madrid. No estaba permitido llevar a la familia. Vestían como civiles. Los llevaban con furgonetas Volkswagen sin señales".

"Recuerdo una situación cuando volvían. Cuando ETA estaba muy activa, la policía los comenzó a perseguir. Mi padre decidió pasarse un semáforo en rojo. Los agentes españoles también cruzaron. Pararon ante nuestra casa. Les pidieron los documentos. Eran tres policías. Los otros dos ya tenían sus armas en la mano. Pero uno era nativo de Ciudad Real. Cuando se identificaron, se despidió con un saludo militar".

Recorremos con Nicasio y su hijo la propiedad, tratando de seguir el borde. A los pocos minutos aparece un todoterreno verde. Ningún distintivo. Nos comienza a seguir. Se baja un sargento de la Guardia Civil que, amablemente, nos invita a marcharnos. Otro, en la puerta principal nos dice que nos comuniquemos con Defensa. Lo hacemos: «No nos consta que esa propiedad, en el lugar que nos indica, esté bajo nuestra jurisdicción», nos responden. No hay información en la Junta de Castilla-La Mancha... En los años 90, en la puerta había un rótulo que identificaba a El Doctor como un Centro de Estudios de Propagación Radioeléctrica. Una tapadera para encubrir al entonces Centro Superior de Información de la Defensa -CSID- que, en 2002, mutó en el CNI. "No podemos confirmar ni desmentir. Menos sobre nuestras instalaciones importantes", nos asegura un flemático Serge, desde el CNI .

Actualmente El Doctor sigue operativo. "Pero nadie te dirá nunca qué pasa dentro", comenta Juan, empresario de Manzanares. "Una vez quise preguntarle a uno de los jefes de las instalaciones y dejó de hablarme. Todos los que trabajan dentro tienen un pacto de silencio". Sus funciones han mutado. Las antenas han ido cambiando de dirección de acuerdo a múltiples intereses. Primero a la zona de Europa del Este y la Unión Soviética, después a América... "Hubo un plan [en tiempos de Felipe González] para convertirla en una antena remota para el Mediterráneo", afirma un agente de Inteligencia. Hoy todo apuntaría de nuevo a Rusia... Y, por supuesto, Oriente Medio.

Nica apunta con el dedo a la finca donde trabajó su abuela... Desde hoy hablen más bajito, que los escuchan en El Doctor.

Con información de María Teresa López de la Manzanara


Fuente: EL MUNDO
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

Torre
Apoyo Tecnico
Apoyo Tecnico
Mensajes: 72
Registrado: 28 Ene 2015 17:31

Re: Estación de Seguimiento en Ciudad Real

Mensaje por Torre » 01 Jun 2015 14:10

Todo esto sigue envuelto en su tradicional halo de misterio...
Última edición por Torre el 16 May 2016 23:22, editado 1 vez en total.
El fin justifica los medios / Veni, Vidi, Vici

Responder

Volver a “Infraestructuras Críticas e Instalaciones de Alta Seguridad”