Misión: Antígua Yugoslavia. Bosnia y Kósovo.

Despliegue de las FAS y FCSE en el exterior, Seguimiento de Operaciones, Posibles zonas de actuación, TTP's enemigas, Reglas de Enfrentamiento...
Avatar de Usuario
Esteban
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 2154
Registrado: Mié Ene 10, 2007 6:38 pm

Misión: Antígua Yugoslavia. Bosnia y Kósovo.

Mensaje por Esteban » Sab Nov 10, 2007 12:48 pm

Abro este frente que teníamos algo descuidado. Probablemente en los próximos meses cuando se materialice esa barbaridad de darle la independencia a Kósovo, tengamos un aumento de la tensión en ambas misiones. ¿Por qué Kósovo si, y la Rep Srpska no?

Pero hay un tema espinoso en Interviú, y da la sensación de que lo publican viene de "dentro".

Kosovo: expulsados de Base España
• Una orden del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa expulsó en agosto a la Guardia Civil de Kosovo. Unos días antes, el cuerpo policial había iniciado una investigación “por un posible delito grave” con los alimentos que llegaban desde España.
Reportaje por: Joaquín VIDAL
Fotografías por:
05/11/07
En una decisión sin precedentes, el primero de agosto de este año el Ejército expulsó a todo el contingente de la Guardia Civil que hacía labores de policía militar en las tropas destacadas en Kosovo. Unos días antes, el 26 de julio, cuatro agentes habían iniciado una pesquisa sobre un posible contrabando con los suministros que, desde España, se envían a la agrupación de algo más de seiscientos militares españoles desplegados en la antigua provincia serbia. Tras unos extraños incidentes, con registros irregulares a altas horas de la madrugada dirigidos por un comandante jurídico del Ejército, denuncias de alcoholismo y otros sucesos, los seis miembros del contingente del instituto armado recibieron la orden del coronel jefe de la agrupación, José Federico Fernández del Barrio, de regresar a España. Salieron custodiados militarmente y fueron embarcados en un vuelo comercial desde Skopie (Macedonia) sin más explicaciones ni aclaraciones por escrito. Las actuaciones del to- gado militar sobre estos hechos han quedado sobreseídas. La Agrupación Córdoba estuvo dos semanas sin policía militar, hasta que se desplazó una nueva unidad de la Guardia Civil a la zona. El Ministerio de Defensa no ha atendido las llamadas de esta revista para aclarar esta información.

Los agentes de la Guardia Civil detectaron que los camiones TIR que llegaban desde España se desprecintaban en el exterior de la base por un suboficial y no se descargaban dentro, sino que acudían a unas naves en Dobrussa, a unos kilómetros de Istok –donde está Base España–, a dejar la mercancía, sin ningún control por parte de la policía fiscal, y ni siquiera de las tropas españolas. Unos días antes de ser expulsados de Kosovo, cuatro guardias acudieron a comprobar e investigar la nave donde descargaban los camiones de la UTE (Unión Temporal de Empresas) que suministra a las tropas españolas. interviú ha tenido acceso a material fotográfico y grabaciones que obtuvieron estos agentes.

Semanalmente las tropas españoles reciben al menos dos contenedores que viajan por barco hasta Grecia. Una vez allí, dos camiones transportan los suministros a Kosovo, trabajo para el que el Ministerio de Defensa ha contratado a la UTE que forman las empresas Tecnove y Ucalsa. Los suministros gozan de exención fiscal, dada la naturaleza del destino al que van, y su contenido no se comprueba por ninguna autoridad de aduanas en España. La legislación internacional establece que este control se haga en el destino. Sin embargo, para sorpresa de los agentes de la Guardia Civil, la mercancía se desembarcaba fuera de control y de instalaciones militares, en la nave de Dobrussa.

En su pesquisa, los agentes descubrieron que el kosovar propietario de esta nave regenta también el restaurante El Toro, en l misma puerta de Base España, cuya clientela son casi exclusivamente militares españoles. Al cargo de las naves, que estaban semivacías y sólo tenían productos españoles de los envíos para las tropas, estaba un kosovar. Desde allí unas furgonetas de reparto llevan los alimentos a Base España, donde la UTE se ha hecho cargo de los comedores.

En su diligencia ante el Togado Militar, a la que ha tenido acceso interviú, uno de estos agentes, especializado en Policía Judicial y adscrito a este departamento en Madrid, asegura que la averiguación de esta información y la insistencia en investigar otros delitos fue la causa final de que el contingente de guardias civiles fuera repatriado de manera drástica con sólo 49 días cumplidos de sus seis meses de misión. Esta no era la primera pesquisa de la Guardia Civil sobre anomalías de la contrata que gestiona la alimentación de las tropas españolas en esta misión de mantenimiento de la paz. El anterior relevo de policía militar ya advirtió al después expulsado de sus sospechas sobre irregularidades en la UTE.

Unión Castellana de Alimentación (UCALSA) y Tecnove son dos contratistas habituales de Defensa. Fueron, por ejemplo, los encargados de ofrecer el cáterin completo a las tropas destacadas en Irak durante aquella misión. Suministran los alimentos incluso a Afganistán, si bien en el caso del país asiático y en el de los Balcanes el cáterin es una contrata local. Diversas fuentes calculan que el monto de la operación de alimentación de las tropas en el extranjero puede rondar los 20 millones de euros al año.

Pero el desencadenante que acabó con los agentes metidos en un avión rumbo a España tuvo lugar la madrugada del 29 de julio. De acuerdo con fuentes del contingente, la tensión entre el grupo de guardias civiles y el Ejército era bastante alta pasadas varias semanas de misión, incluso entre los mismos guardias. El componente policial lo formaban un sargento y un cabo adscritos a los Grupos Rurales de Seguridad (GRS) –que hacían funciones de escolta personal del coronel jefe– y cuatro agentes de diferentes especialidades (policía judicial, fiscal, intervención de armas y tráfico). Según consta en las diligencias de los agentes, éstos presentaron un escrito ante el coronel Fernández del Barrio porque comprobaron que en las cantinas se estaba vendiendo alcohol de más de 15 grados, superior a lo permitido en instalaciones militares. Ante el escrito de los agentes, el coronel aseguró, según consta en diligencias, que “si se le echa hielo a la copa, la graduación baja y ya es legal”.

En las diligencias de otro de los agentes se hacen constar las dificultades para realizar controles de alcoholemia. Al parecer, el mando militar no quería que se hicieran al conductor y también al jefe del vehículo (que suele ser un mando), aunque la normativa militar especifica que ambos son responsables del vehículo. Los agentes mostraban también reservas en torno al tabaco que se vende en la tienda (PX en terminología militar) de la base, también en manos de un contratista local. Mientras el tabaco rubio en España cuesta en torno a tres euros, allí se vende a sólo uno. Los agentes estaban investigando la falsificación de este tabaco y pensaban enviar una muestra a España para su análisis. Se da la circunstancia de que la tienda PX del cuartel general austriaco en Pristina ha sido cerrada por contrabando.

Estos sucesos fueron el caldo de cultivo de lo que ocurrió el 29 de julio en Base España. En un confuso incidente entre un agente, el coronel jefe y el comandante asesor jurídico de la base, hubo referencias al consumo de alcohol de miembros del contingente. A partir de ese momento se inició una noche de cuchillos largos, con registros por habitaciones y seguimiento de guardias y suboficiales, todo ello a altas horas de la madrugada. Se descubrió que, fuera de las horas de servicio, había consumo más o menos relajado de bebidas de alta graduación en las zonas de vida de Base España.

Bajo la dirección del comandante jurídico del Ejército, se efectuaron varios registros, al parecer irregulares, en las dependencias de los guardias civiles. Tras aquella noche de revolución y trifulca entre guardias, militares e intentos de hacer pruebas de alcohol, el primero de agosto el coronel Fernández del Barrio comunicó por escrito que por orden del Mando de Operaciones se decidía la repatriación de toda la KUGUCI (Unidad de Guardia Civil en Kosovo) en vuelos civiles. Los agentes tuvieron que entregar armas, bienes y todo tipo de documentos, incluidos los clasificados. Como colofón, el coronel dice por escrito al que hasta ese momento había sido el sargento jefe de su escolta personal: “Se autorizan contactos directos con el jefe de la Agrupación Logística”.

Escoltados por soldados de la Agrupación Córdoba, los agentes de la Guardia Civil salieron de Base España 49 días después de iniciar su misión. Dos días después de registrar una nave sospechosa en Dubrossa. Hasta que llegó el relevo del contingente militar, la Agrupación tuvo 15 días de limbo sin ningún tipo de policía militar, ajena a la cadena de mando puramente castrense.


La versión papel de la revista presenta fotos de los almacenes, la descarga, soldados en actitud eufórica, y copias de informes de diligencias oficiales.

http://www.interviu.es/default.asp?idpu ... _PK=547&h=
La necesidad permite lo prohibido.

Avatar de Usuario
Esteban
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 2154
Registrado: Mié Ene 10, 2007 6:38 pm

Mensaje por Esteban » Vie Nov 23, 2007 12:50 am

Artículo de EL PERIODICO sobre la situación en Kósovo

20/11/2007 Edición Impresa ENCRUCIJADA EN LOS BALCANES|NORMALIDAD TRAS LAS ELECCIONES DEL SÁBADO
Un militar español dice que "la calma es total, pese al recelo"

1. • España tiene en la zona a 700 soldados y 50 agentes de espionaje

JORDI CORACHÁN
BARCELONA

"La calma es total, pero hay incertidumbre y recelo sobre el nuevo estatus". La frase es de un oficial del Ejército español destinado en la base de Istok, en el oeste de Kosovo, pronunciada durante una conversación telefónica con este diario. Entre 600 y 700 soldados españoles --según la época-- se encuentran en este destacamento, cubierto desde el domingo de un manto blanco y temperaturas de cuatro grados bajo cero.

Los albanokosovares --dos millones en total-- son soberanistas en su mayoría, según el militar. Tras las elecciones del sábado, andan divididos por la velocidad del proceso soberanista. "Estados Unidos apoya la independencia, pero la gente piensa que será la Unión Europea la que deberá sufragarla. Unos quieren la independencia mañana, y otros, pasado mañana", sostiene el militar español.

En Pristina, la capital, hay poco más de 50 españoles, entre policías, funcionarios y civiles. La mayoría de estas personas trabajan para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) o el alto mando del Ejército.

La OTAN tiene en Kosovo un total de 16.000 soldados, entre los que se encuentran los españoles destinados en Istok. En localidades próximas hay destacamentos de los ejércitos italiano, turco, búlgaro, finlandés y portugués. El conjunto de la región occidental está bajo mando de Italia. Kosovo está dividido en cinco zonas, la mencionada y cuatro más dirigidas por EEUU, Alemania, Gran Bretaña y Francia.

Los soldados aliados se encargan de evitar incidentes interétnicos (uno en el 2006), atentados con explosivos (uno en un año), el tráfico de armas (336 casos en el último año) la falsificación de moneda (10 casos), la trata de blancas (uno) y el contrabando (12 casos).


http://www.elperiodico.com/default.asp? ... io_PK=1007
La necesidad permite lo prohibido.

Avatar de Usuario
Esteban
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 2154
Registrado: Mié Ene 10, 2007 6:38 pm

Mensaje por Esteban » Sab Nov 24, 2007 1:34 pm

Y ahora Defensa investiga a los GC expulsados de Kosovo

http://www.elpais.com/articulo/espana/D ... unac_4/Tes

Defensa investiga el comportamiento de la Guardia Civil en Kosovo
El Estado Mayor obligó a volver a una unidad por alcoholismo y agresiones

MARIELA RUBIO (Cadena SER) - Madrid - 24/11/2007

El Estado Mayor de la Defensa investiga el comportamiento de la Guardia Civil destinada en Kosovo. Según han confirmado a la SER fuentes militares, el Estado Mayor de la Defensa obligó a volver el pasado mes de agosto a una unidad de la Guardia Civil antes del relevo previsto tras recibir denuncias por parte del mando militar en la provincia serbia por, entre otras cosas, alcoholismo y agresiones entre los miembros del instituto armado.

El 1 de agosto de este año el Estado Mayor expulsó a todo el contingente de la Guardia Civil destinado en Kosovo que hacía labores de policía militar para los 620 efectivos del Ejército destacados allí. Según ha podido saber la Cadena SER, el coronel jefe de la agrupación, José Federico Fernández del Barrio se dirigió días antes al Estado Mayor explicando textualmente que "la permanencia de la unidad de la Guardia Civil en la zona ponía en riesgo severo la misión".

De acuerdo con la documentación que baraja el mando de operaciones los agentes del instituto armado y el sargento al mando, protagonizaron durante el tiempo que estuvieron en Base España en Istok incidentes que "eran incompatibles con la buena marcha de la misión". Entre estos incidentes figuran agresiones entre los agentes, ocultación de alcohol y borracheras, disturbios nocturnos, y enfrentamientos violentos con los militares. La unidad fue relevada casi cuatro meses antes de concluir su misión.

Ahora el Estado mayor de la defensa recaba información en un expediente que según fuentes militares podría terminar en sanciones.
La necesidad permite lo prohibido.

invi2
Mensajes: 6
Registrado: Mar Nov 13, 2007 7:16 pm

Mensaje por invi2 » Dom Nov 25, 2007 11:06 pm

Que pinta tiene esto.... ahora parece que atacan a los GC por hacer su trabajo... veremos como al final no ocurre nada, algunos se abrán llenado los bolsillos con una "dieta extra" y los GC serán los que queden mal.... si el Grupo Fiscal de la GC destinado allí estuviera un Coronel, otro gallo cantaría....

kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: Lun Nov 13, 2006 10:29 pm
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 » Sab Dic 01, 2007 11:56 pm

Parece que la cosa está calentita en Kosovo:

El Gobierno de España ha ordenado blindar el destacamento instalado en Istok, donde se encuentran 575 soldados. La orden del Ministerio de Defensa da seis días de plazo para extremar al máximo la vigilancia del perímetro de Base España, sus accesos y aumentar la contravigilancia en caso de desplazamientos
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: Lun Nov 13, 2006 10:29 pm
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 » Sab Dic 08, 2007 10:57 pm

Cabe la posibilidad que la KFOR sea reforzada en Kosovo si fracasan las negociaciones para la independencia.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

Avatar de Usuario
Esteban
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 2154
Registrado: Mié Ene 10, 2007 6:38 pm

Mensaje por Esteban » Dom Dic 09, 2007 12:10 am

LA reserva táctica es el batallón multinacional de Bosnia. Luego habrá una reserva operacional, que no se a quién lo corresponde darla en estos momentos, aunque suelen ser unidades como el eurocuerpo.
La necesidad permite lo prohibido.

ba2
Analista Base
Analista Base
Mensajes: 221
Registrado: Jue Ene 11, 2007 9:31 pm

Mensaje por ba2 » Dom Dic 09, 2007 9:04 am

en caso de necesidad podria llegar a actuar la NRF de la OTAN??

Avatar de Usuario
Esteban
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 2154
Registrado: Mié Ene 10, 2007 6:38 pm

Mensaje por Esteban » Dom Dic 09, 2007 11:56 am

En teoría la NRF es una entry force es decir, su misión es llegar a teatros de operaciones como una primera oleada de fuerzas y prepararlo todo hasta la llegada de fuerzas de continuación. Creo que no es su misión; esa fue la excusa por la que la OTAN no envió la NRF a Afganistán el año pasado. Dentro de la estructura de fuerzas de la OTAN, imagino que otras unidades serán las que están ahora asignadas como reserva.
La necesidad permite lo prohibido.

Tor
Apoyo Tecnico
Apoyo Tecnico
Mensajes: 78
Registrado: Jue Ago 23, 2007 7:07 pm

Mensaje por Tor » Lun Dic 10, 2007 4:14 am

Esto es lo ultimo que publica interviu sobre el asunto de los guardias civiles en Kosovo.

De denunciantes a denunciados
• Defensa ha reaccionado a la publicación en interviú de la expulsión del contingente de guardias civiles de Kosovo con amenazas de duras sanciones para los agentes. Sin embargo, un juez togado militar ya los exculpó por aquellos hechos.
Reportaje por: Joaquín VIDAL
Fotografías por:
03/12/07
El Ministerio de Defensa ha manifestado que los graves incidentes que motivaron la expulsión y repatriación del contingente de la Guardia Civil que hacía funciones de policía militar en Kosovo no van a quedar sin sanción, poniendo el acento de la culpa sobre los seis agentes del instituto armado. Sin embargo, no ha explicado aún nada sobre la investigación de un posible caso de contrabando que iniciaron los guardias civiles antes de ser expulsados de los Balcanes. Sí tendrá que hacerlo al líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, que ha hecho una pregunta por escrito sobre este enrevesado asunto al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

Casi cuatro meses después de la expulsión de los seis agentes, que dejó dos semanas sin policía militar al contingente, cuando el Juzgado Togado Militar número 12 de Madrid ha archivado las diligencias abiertas por los hechos sucedidos en Kosovo, el Ministerio de Defensa ha anunciado que los hechos van a ser “investigados” y que van a dar pie a “una sanción”. Antes de todo esto interviú informó, en su número 1.645, correspondiente al 5 de noviembre, de los graves incidentes que a finales de julio se vivieron en Base España. Desde el Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa se asegura que la actuación de los agentes de la Guardia Civil, “con peleas, borracheras y graves altercados con militares”, “puso en peligro la misión”, quizá el peor pecado que se le puede achacar a un militar. Sin embargo, fuentes militares creen realmente inusitado que se esté ahora investigando unos hechos ya investigados y archivados por la máxima autoridad judicial militar.

Como contó esta revista, el Mando de Operaciones –que es el que conduce y dirige todas las operaciones militares de las Fuerzas Armadas, dentro y fuera del país– ordenó el primero de agosto de este año la repatriación de todo el contingente de guardias, tras varios hechos llamativos. Según pudo saber esta revista, entre las diligencias del Togado Militar constaba una efectuada por uno de los agentes expulsados, el especialista en Policía Judicial. En ella narra los hechos que acabaron en la expulsión de Kosovo, y explica que unos días antes de todo ello él y tres compañeros empezaron una investigación sobre el destino final de los alimentos que se enviaban a la agrupación militar desde España. En varias fotos y vídeos los agentes documentaban cómo los camiones con el emblema KFOR (distintivo de la OTAN para la misión en Kosovo) llegaban a la puerta de Base España, eran desprecintados por un suboficial del Ejército y sin ninguna inspección eran descargados en unas naves propiedad de un kosovar situadas en Drobrussa. Éste es el dueño de uno de los restaurantes vecinos a la base española, cuyos casi únicos clientes son los propios militares del Ejército de Tierra, y está relacionado con el panadero que abastece a la base.

Estas naves han sido alquiladas por la Unión Temporal de Empresas (UTE) que tiene adjudicados los suministros al contingente español en Kosovo. Allí los alimentos llegados desde España permanecen sin ningún control militar, bajo la vigilancia de un ciudadano kosovar, según se explica en la diligencia del guardia civil, quien añade que estos hechos “pueden ser indicios de delitos graves”.

No es la primera actuación de los agentes de la Guardia Civil en Kosovo, según ha podido saber interviú. Los antecesores de los agentes agregados a la Agrupación Córdoba ya investigaron posibles irregularidades. Los guardias civiles de la llamada Agrupación Madrid –que sustituyó el actual contingente cuya base de origen está en Cerro Muriano (Córdoba)– hicieron al menos una diligencia, la 3/2007. Descubrieron a un empleado de la UTE llamado Elvin Babcic con una garrafa de 50 litros cargada con gasóleo procedente de Base España el 11 de enero pasado. Fue localizado en Osojane, donde hay otro destacamento español. La UTE despidió al ciudadano serbio. Precisamente en la nave donde van a parar los víveres de las tropas la Guardia Civil halló dos bidones de 50 litros de aceite. Pero en su interior no había aceite de girasol, sino gasóleo. En consonancia con aquella detención, los agentes que se marchaban de Kosovo con la Agrupación Madrid hicieron saber a su relevo de la Agrupación Córdoba las sospechas respecto a los suministros de alimentos de la tropa.

Una presencia incómoda
La presencia de los agentes de la Guardia Civil resultó desde luego incómoda a los mandos militares, tras algunos informes dirigidos al coronel sobre la venta de alcohol de alta graduación (no permitido en bases militares) en la cantina del acuartelamiento español. La tensión creciente entre los mandos llevó a una extraña noche en la que se intentó que el sargento jefe del contingente de la Guardia Civil pasara un control de alcoholemia en plena madrugada. Los hechos de aquella noche, con el comandante jurídico y los guardias registrando habitaciones, acabaron con la orden de expulsión de los agentes. No llegó un reemplazo hasta 15 días después, de manera que el contingente de casi mil militares en la zona quedó sin ningún tipo de policía militar durante ese tiempo.

Ésta es una de las cuestiones que plantea Gaspar Llamazares al ministro de Defensa en su interpelación parlamentaria. El líder de IU quiere saber también si el ministerio tiene plena seguridad de que no se está cometiendo ninguna irregularidad con el suministro a las tropas destacadas en la provincia serbia.

Los sucesos de Kosovo, que inicialmente pasaron inadvertidos, han causado cierta conmoción en ámbitos de la Guardia Civil. Desde la Unión Federal de Guardias Civiles se ha buscado el apoyo del líder de IU para que se aclare la traumática expulsión de los agentes. Por otro lado, fuentes de la Asociación de Suboficiales explican que el gabinete jurídico está preparando una denuncia –probablemente por injurias y daños y perjuicios– del sargento jefe de aquel contingente contra el coronel jefe de la agrupación, Federico de los Barrios; el comandante jurídico y los compañeros agentes que cree que se le insubordinaron aquella noche.

Se da la circunstancia de que el sargento que manda el contingente de guardias hace a su vez la función de escolta del coronel jefe de la agrupación, junto a un cabo. Fernández del Barrio, como sus antecesores en el mando, se mueve por Kosovo en un coche Nissan Patrol GR de color verde. En él viaja un militar, conduce un militar y va escoltado por un vehículo de la Guardia Civil, cuerpo de naturaleza militar. Pero no es un coche militar. El contingente español mantiene alquilados al menos tres vehículos de alta gama a una empresa de Pristina. Se trata del Patrol GR del coronel jefe, de otro coche igual destinado a la sección de compras del destacamento y de un Land Rover Discovery que utiliza la sección económico administrativa (SEA) del contingente. Fuentes conocedoras de la operación aseguran que se trata de un contrato sustancioso.

España gasta anualmente cerca de 500 millones de euros en las misiones de paz en el extranjero. La parte del león se la llevan Líbano y Afganistán, pero no cabe duda de que el mantenimiento de cerca de 790 militares en los Balcanes ha supuesto una importante contribución a la paz y al prestigio de las Fuerzas Armadas.

Responder

Volver a “Misiones de las FAS y FCSE en el Exterior”