Defensa cesa a un Tte. Col. por investigar a sindicatos.

Información relacionada con el Sistema de Inteligencia de las FAS (SIFAS): CIFAS, J-2 MOPS, CESEGET, SSN, DSPF, RINT 1, Programa Santiago, etc.
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: Lun Nov 13, 2006 10:29 pm
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 » Dom Feb 04, 2007 12:29 pm

Noticia del ABC:

Luchas dentro de la inteligencia militar

Un vehículo de doce años de antigüedad, una picadora de papel «de la Segunda Guerra Mundial» y una cámara de fotos es el material con el que cuentan los seis agentes de la Guardia Civil que forman parte, junto a 17 miembros del Ejército, del grupo de inteligencia militar en Ceuta.
No tienen cámara de vídeo, ni sistemas de tratamiento de imagen ni lo que se le supone a un grupo de espías, según han denunciado a ABC fuentes cercanas a los servicios secretos.

El suboficial de la Guardia Civil que encabeza este grupo de seis agentes ha mantenido frecuentes enfrentamientos con los mandos del Ejército y acusa al comandante general Luis Gómez-Hortigüela de no interesarse «jamás» por este grupo operativo, según denuncian las mismas fuentes, que sugieren que lo mejor es que los miembros de la Benemérita dejen de trabajar para el Ejército.

Y en otro artículo también del ABC:

Los servicios de inteligencia han llevado a cabo informes sobre los que se ha basado la decisión de renovarlos o no. Entre los detalles investigados, además de insubordinación o bajas por enfermedad poco justificadas, están los hábitos religiosos de la tropa y más en concreto los centros de oración que frecuentan y el entorno de personas con el que se relacionan.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

Avatar de Usuario
Esteban
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 2154
Registrado: Mié Ene 10, 2007 6:38 pm

Mensaje por Esteban » Dom Feb 04, 2007 12:33 pm

Ampliando la info de ABC

Ceuta: crisis en la Comandancia
POR LUIS DE VEGA. CEUTA.
El Ejército no ha renovado el contrato a un importante número de soldados en Ceuta. El teniente coronel José María Albarracín, responsable de la inteligencia militar en la ciudad, se ha intentado suicidar tras ser destituido. Las Fuerzas de Seguridad investigan numerosos casos de delincuencia en los que se están involucrados miembros del Ejército. Y todo unas semanas después de la «operación Duna»contra una célula radical islámica que estaba preparando ataques terroristas.

El comandante general de Ceuta, Luis Gómez-Hortigüela, ha tenido que salir al paso tras el rechazo del diez por ciento de las solicitudes de renovación de contratos y ha negado que se trate de una medida contra aquellos que profesan la religión musulmana.

Los servicios de inteligencia, según ha podido saber ABC de fuentes de las Fuerzas de Seguridad, han llevado a cabo informes sobre los que se ha basado la decisión de renovarlos o no. Entre los detalles investigados, además de insubordinación o bajas por enfermedad poco justificadas, están los hábitos religiosos de la tropa y más en concreto los centros de oración que frecuentan y el entorno de personas con el que se relacionan.

«No hay discriminación»

Algunos soldados musulmanes explican que no es lo mismo ir a rezar a la mezquita de Sidi Mbarek, considerada dentro de la ortodoxia del Islam en la ciudad, que ir a reuniones semiclandestinas en barriadas como la de Príncipe Alfonso.

Hortigüela, según dijo en su discurso de la Pascua Militar, espera que este año aumente un once por ciento el número de militares en la ciudad autónoma, pasando de 2.400 a 2.700 efectivos. El general niega, sin embargo, «cualquier tipo de discriminación» y dice que más de la mitad de ese diez por ciento de contratos que no se han renovado pertenecen a militares cristianos. Claro, que estos con mayoría.

El partido musulmán Unión Demócrata Ceutí (UDCE), primera fuerza de la oposición en la Asamblea ceutí con tres escaños, ha repartido miles de panfletos por la ciudad con la ayuda de Izquierda Unida para protestar por la decisión del Ejército.

El abogado y líder de UDCE, Mohamed Alí, niega que estén llevando a cabo una campaña contra el Ejército, al que acusan de basarse en «informes reservados» para limpiar sus filas de musulmanes, lo que ha causado «indefensión jurídica e inquietud social». Alí ha sido recibido en la comandancia por Hortigüela, al que trasladó los casos concretos de una decena de militares no renovados.

Una vez más la polémica refleja la debilidad del tejido social de una ciudad marcada por su situación geográfica y que a menudo se presenta como una realidad dividida y marcada por la desconfianza. «¿Hacia dónde va a disparar esta gente a la hora de la verdad?», se pregunta un miembro de la Policía Nacional refiriéndose a la polémica de los militares musulmanes.

Algunos agentes consultados van más lejos e insisten en que con las medidas de seguridad actuales «es fácil meter un coche cargado de explosivos en un ferry y volarlo en medio del estrecho (de Gibraltar). Si no lo hacen es por falta de infraestructura o porque morirían muchos moros».

El Ejército en Ceuta está lleno de «niñatos, macarras y delincuentes», comentan fuentes cercanas a los servicios de inteligencia. Insisten en que no se trata sólo de un asunto de radicalismo religioso y señalan las últimas detenciones de militares llevadas a cabo esta misma semana en la ciudad, de las que ninguno era musulmán.

Con la negativa a renovar muchos de los contratos el Ejército quiere lavar la cara de las tropas en Ceuta, donde es frecuente el perfil del militar indisciplinado o delincuente, que incluso trapichea con drogas o con armas.

El miércoles quedaban en libertad con cargos dos soldados detenidos en relación con el asesinato de un joven el pasado fin de semana. En otra operación, la Policía Nacional detuvo el martes a tres personas en posesión de medio kilo de explosivos cuando se disponían a cambiarlo por droga. Se trata de dos militares, consumidores de cocaína y hachís, y un ciudadano marroquí con permiso de residencia en Ceuta y confidente de la Benemérita, según ha podido saber ABC.

Escenas como esta son frecuentes en la ciudad, aunque muchas veces se intente ocultar a la opinión pública, explican algunos agentes. «Sólo en 1999 en Ceuta hubo 59 tiroteos y doce muertes violentas. Más que en todo el País Vasco. ¿Qué repercusión mediática tuvo eso?», señala uno de ellos recordando tiempos más violentos que los actuales.

Muy al contrario, la destitución del responsable de la inteligencia militar en la ciudad autónoma ha hecho correr ríos de tinta. El teniente coronel José María Albarracín se recupera en un hospital gaditano de las heridas que se causó al intentar suicidarse. De fondo aparecen los informes encargados sobre líderes sindicales, responsables de asociaciones de vecinos, políticos o miembros del Ejército y la Guardia Civil.

El detonante de su destitución, según fuentes consultadas, parece ser la filtración a un periodista local de material relacionado con los informes encargados. Tomás Partida reconoció en una carta publicada en «El Faro de Ceuta» que le han hecho llegar «documentos sensibles», lo que ha convertido a Albarracín en «cabeza de turco de un alto mando más preocupado por las apariencias que por la veracidad».

Tras la última operación policial contra el terrorismo islamista e incidentes relacionados con la delincuencia común, el Ejército ha decidido «lavar la cara» de las tropas con la negativa a renovar muchos contratos
EFE
La necesidad permite lo prohibido.

kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: Lun Nov 13, 2006 10:29 pm
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 » Dom Feb 04, 2007 12:39 pm

En una población como la ceutí, estas graves incidencias hay que arreglarlas cuanto antes y cortar por lo sano para ayudar a mantener la moral de los militares bastante alta. Además, se debería multiplicar la parte dedicada a contraingeligencia en la zona y vigilar de cerca a los que no se les va a renovar el contrato.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

Avatar de Usuario
Esteban
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 2154
Registrado: Mié Ene 10, 2007 6:38 pm

Mensaje por Esteban » Dom Feb 04, 2007 12:48 pm

Yo cada vez tengo más claro que lo que han hecho con este tecol es una manipulación y una intoxicación. Seguro que estaba cumpliendo con su deber de investigar estas tramas, y es de público conocimiento que estos soldados a los que no se les renueva de acuerdo con la reglamentación vigente, estaban en tratos con sectores políticos y sindicales para que presionaran a la COMGECEU. Que el propio Cte General salga a dar explicaciones de por qué no se renueva a los soldados musulmanes ya es algo bastante anormal.

Hoy el Faro de Ceuta anuncia que estos sectores sociales y sindicales van a denunciar a la cadena de mando, desde Alonso hasta el Comgeceu- flaco favor está haciendo a la españolidad de las islas este periódico, que siempre se presentó como cercano a las FAS en Ceuta. Conozco a su especialista en Defensa y me pareció un tipo muy sensato. En fin..
La necesidad permite lo prohibido.

Mod. 3
Oficial de Enlace
Oficial de Enlace
Mensajes: 95
Registrado: Vie Ene 12, 2007 6:38 pm

Mensaje por Mod. 3 » Dom Feb 04, 2007 2:48 pm

Vidocq escribió:La unidad de inteligencia militar de Ceuta investigó a decenas de civiles

Un equipo de seis guardias civiles espiaba a las órdenes del teniente coronel destituido por Defensa - La red de investigación desmantelada actuó al menos desde 2005 y con dos jefes distintos

La unidad de inteligencia militar de Ceuta puso en marcha toda una trama de espionaje a la población civil. El teniente coronel destituido, José María Albarracín, tenía a sus órdenes, según fuentes cercanas a la investigación, a seis guardias para investigar ilícitamente las actividades de decenas de ciudadanos, no sólo a los líderes de UGT y CC OO y una asociación de vecinos, como se ha informado oficialmente hasta ahora. Los seis agentes han sido apartados del servicio, y a algunos se les ha retirado el arma reglamentaria. En el caso aparece implicado también el anterior jefe de la unidad. Los espiados consideran que el oficial destituido (y que ha intentado suicidarse) es sólo una cabeza de turco de un operativo más amplio.
En el caso aparece implicado otro oficial, el anterior jefe de la unidad de inteligencia
La Sección Segunda de la Comandancia General de Ceuta, perteneciente al servicio de inteligencia del Ejército, no sólo investigó a los dirigentes de los sindicatos UGT y CC OO y a la asociación de vecinos del barrio ceutí de El Morro. Los expedientes, informes y bases de datos sobre ciudadanos que vertebran la vida civil de Ceuta realizados en los últimos años por esta unidad se cuentan por decenas, según fuentes próximas a la investigación.

Este servicio estaba bajo el mando del teniente coronel José María Albarracín Martín

de la Oliva, de 44 años, actualmente hospitalizado en la UCI del centro Puerta del Mar de Cádiz como consecuencia del doble intento de suicidio que protagonizó tras su destitución fulminante, el pasado 24 de enero, al destaparse el caso. Albarracín apenas llevaba un año destinado en Ceuta. A sus órdenes trabajaba un equipo de seis guardias civiles (un sargento y cinco agentes), que también esperan su cese en los próximos días. Supuestamente, se encargaban de cumplir la órdenes y hacer el trabajo de campo de recogida de datos sobre los civiles. Esta red militar actuó al menos desde 2005 y bajo dos jefes distintos.

Desde que saltó el escándalo, estos seis agentes viven apartados del servicio e incluso les han quitado las llaves de los despachos y, a algunos de ellos, el arma reglamentaria. Han prestado declaración en varias ocasiones ante el instructor del expediente.

Un portavoz del Ministerio de Defensa consultado por este periódico se limitó a afirmar que se ha abierto una investigación para determinar lo ocurrido por orden del jefe del Estado Mayor del Ejército, Carlos Villar, y que no se ofrecerán datos oficiales hasta que concluya la investigación. Hasta ahora, Defensa sólo ha reconocido que esta unidad inició el 11 de abril de 2005 la recogida de información sobre composición y filiación política de las direcciones de UGT y CC OO en Ceuta; y que el 27 de enero de 2006 inició otra sobre la composición de la junta directiva de una asociación de vecinos. Se trata de la asociación de El Morro, un barrio de clase media y población musulmana y cristiana, donde se encuentra la Universidad.

La investigación a los sindicalistas duró un mes, según Defensa, y la que afectaba a la asociación de vecinos concluyó a los dos meses de haberse iniciado.

En el caso aparece implicado otro oficial, además de Albarracín. Se trata del anterior jefe de la unidad de inteligencia, el teniente coronel Francisco Berenguer, destinado actualmente en el cuartel general del Cuerpo de Reacción Rápida de la OTAN en Rheindahlen (Alemania). Este oficial ha regresado a Ceuta esta semana para prestar declaración, ya que algunos informes se realizaron mientras él estuvo al mando del servicio de inteligencia. En el mismo están destinados otros 17 militares que, de momento, no se han visto salpicados por lo ocurrido.

El 29 de enero, el teniente coronel Albarracín, que había sido destituido pero no arrestado, se cortó las venas de los antebrazos con un cúter en un cuarto de baño del edificio de la comandancia y saltó al vacío por una ventana de la tercera planta, a unos cuatro metros de altura, en un patio interior. Antes de su intento de suicidio se encontraba en tratamiento con antidepresivos.

Juan Luis Aróstegui, secretario general de Comisiones Obreras y uno de los espiados, no cree que Albarracín fuera el último responsable sino que, en su opinión, actuaba "dentro de una cadena de mando". Este dirigente sindical cree que el teniente coronel ha sido "el cabeza de turco que ha utilizado el Ejército para lavar su imagen".

Aróstegui quiere que el ministerio le entregue una copia del informe que la unidad de inteligencia hizo sobre su persona y sus actividades profesionales, familiares y políticas; así como que 1e diga quién lo ordenó y qué objetivo y utilidad cumplía.

Una vez que tenga esta documentación en su poder, se plantea llevar el asunto a la Audiencia Nacional y no descarta querellarse contra el comandante general de Ceuta, Luis Gómez Hortigüela; el jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército, Pedro Pitarch, y el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, "porque aquí se ha desplegado todo un operativo de investigación de la sociedad civil, una actuación ilegal en la que han terminado pagando el pato seis guardias civiles y un teniente coronel".

El líder de CC OO defiende a Albarracín. "Sé que es un buen profesional y un excelente militar que injustamente ha cumplido unas órdenes que nunca tendrían que haberse emitido", afirma.

Otro de los dirigentes sindicales espiados, Antonio Gil, máximo responsable de la UGT ceutí, también pide que se esclarezca "al máximo" hasta dónde se llegaba en los informes, muchos de los cuales podrían no limitarse a la filiación política de los investigados, y ahondar en el terreno personal. "Soy transparente. Todos en Ceuta saben quién soy y a lo que me dedico", explica. Gil, que es militante activo del PSOE y miembro del Consejo Económico y Social de Ceuta, se ha sentido "como en una diana", aunque lo que peor lleva es que la investigación haya tenido un objetivo político.

"Ha habido un exceso de celo por tener dominada toda la ciudad en un momento dado, no sabemos por qué", subraya Aróstegui, "y es necesario aclarar si esto que se ha destapado en Ceuta estaba ocurriendo también en otras ciudades".

Los más incrédulos han sido los miembros de la asociación de vecinos de El Morro, donde se espiaba a uno de sus dirigentes. Nunca sospecharon nada, dice el presidente de la Federación Vecinal de Ceuta, José Ramos, que sigue sorprendido porque el movimiento que dirige, y en el que se integran 64 asociaciones, también estuviera en el punto de mira de la inteligencia militar.


MOVIDO POR EL MOD PARA MANTENER EL HILO DE LOS POST

Avatar de Usuario
El Cisne
Aprendiz
Aprendiz
Mensajes: 56
Registrado: Mié Ene 10, 2007 11:09 am

Mensaje por El Cisne » Lun Feb 05, 2007 8:48 am

Hoy hay un articulo que avala lo que algunos pensamos de este tema, que Marruecos esta detras de el.

Expertos en Inteligencia sospechan que el servicio secreto marroquí intenta ‘dinamitar’ el espionaje militar español en Ceuta y Melilla

--------------------------------------------------------------------------------
El caso del teniente coronel del servicio de Inteligencia de la Comandancia General de Ceuta, cesado tras investigar presuntamente a sindicatos y asociaciones vecinales, ha levantado una sospecha entre expertos en espionaje: ¿qué papel ha jugado Marruecos en lo sucedido?


http://www.elconfidencialdigital.com/Articulo.aspx?IdObjeto=10611


Esta claro de que Marruecos es el principal beneficiario, el reino alauita siempre ha estado "cerca" de los conflictos que hayan surgido en estas ciudades, desde mirar hacia otro lado con la inmigracion ilegal hasta algaradas provocadas por musulmanes, le interesa que la seguridad de estas plazas este cuestionada, y por supuesto le interesa la mayor infiltracion posible en las FAS alli destacadas, la mejor manera de obtener informacion de alli es con los SI españoles de alli mermados, con esta operacion ha conseguido bastante este objetivo, Marruecos juega con una cosa que ellos no tienen, ¡lo politicamente correcto!.

Saludos.
Mille ambulat oculis

kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: Lun Nov 13, 2006 10:29 pm
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 » Lun Feb 05, 2007 7:23 pm

¿Quién filtró la noticia a la prensa?

Según las fuentes consultadas, las órdenes de obtención de información de ambas investigaciones, fechadas el 11 de abril de 2005 y el 27 de enero de 2006, habrían sido filtradas a un medio de comunicación. Al menos, así lo creyeron los mandos militares de Ceuta, y esta convicción habría llevado a los responsables del Ejército a destapar el caso y a dictar la destitución fulminante del teniente coronel Albarracín, que se encuentra hospitalizado tras el intento de suicidio que protagonizó el pasado día 29.

Aunque el sumario está declarado secreto, las sospechas apuntan a que el presunto filtrador sería un miembro del equipo de seis guardias civiles que trabajaban para Albarracín, quien habría amenazado con airear el espionaje en represalia por un expediente por pérdida o tráfico de armas.

En el diario local El Faro de Ceuta se publicó el pasado día 31 una carta al director firmada por Tomás Partida, responsable de la página web www.ceuta.com, en la que daba por hecho que tenía en su poder "unos documentos sensibles procedentes de la Segunda Sección (Inteligencia)" de la Comandancia General de Ceuta.

Además de destituir a Albarracín, el Ejército de Tierra ha pedido a la Dirección General de la Guardia Civil el cese en su destino del sargento que mandaba el equipo operativo de seis agentes que recopilaban información para el teniente coronel.


http://www.elpais.com/articulo/espana/j ... inac_9/Tes
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: Lun Nov 13, 2006 10:29 pm
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 » Dom Feb 25, 2007 1:01 am

Interviú:

Los papeles secretos del Ejército

• El espionaje militar mantenía en Ceuta una base de datos llamada Integración en Terreno Enemigo.

El Ejército ha estado confeccionando y manteniendo una base de datos con información íntima de políticos, líderes sindicales, vecinales y sociales de Ceuta hasta hace tan sólo dos semanas. El jefe de la sección de inteligencia de la Comandancia General de la plaza fue destituido el 24 de enero pasado por haber ordenado la obtención de datos de los líderes locales de UGT y CC OO y de la Asociación de Vecinos El Morro. Según documentos de la inteligencia militar a los que ha tenido acceso interviú, la investigación no se ciñó sólo a estas tres entidades. No se trata tampoco de una iniciativa personal del mando destituido, el teniente coronel José María Albarracín, quien, tras su cese, intentó suicidarse en el cuartel general de Ceuta. El espionaje militar obtuvo sistemáticamente información que organizó y plasmó en una base de datos secreta llamada INTE (Integración en Terreno Enemigo), en la que figuran la filiación, números de DNI, adscripción política, relaciones familiares, inclinaciones religiosas y también la simpatía o no por Marruecos de cientos de vecinos de Ceuta. Estas prácticas irregulares ya fueron conocidas por antecesores del general de división que hoy manda la comandancia ceutí, Luis Gómez-Hortigüela.

Según fuentes militares, en 2004, cuando era comandante general en Ceuta Juan Yagüe, un jefe avisó en el Cuartel General del Ejército de que se estaba manteniendo un archivo ilegal en Ceuta, y comentó que “esta práctica de guardar notas sobre personajes de la ciudad está fuera de contexto”. Por entonces, el Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME) era el general de Ejército Luis Alejandre. De Madrid no salió en 2004 ninguna orden de suspensión de estas actividades, y en Ceuta ha continuado el espionaje a políticos, sindicalistas y líderes sociales. Alejandre, preguntado por interviú, asegura: “Yo no era consciente entonces de esas prácticas. Sí era consciente de que en aquella época se nos habían colado en las Fuerzas Armadas gente peligrosa a la que había que investigar, sobre todo en Ceuta y Melilla, pero no me consta que se investigara a civiles, y mucho menos por su orientación política o religiosa. De haberlo sabido, hubiera ordenado el cese de esa actividad”. Toda esa operación de espionaje no es una aventura aislada de los militares de Ceuta. Fuentes castrenses aseguran que en otros lugares delicados, como Melilla, la captación de información se lleva a cabo de forma “más agresiva”. Las mismas fuentes no niegan la posibilidad de que la captación y archivo de información se esté llevando a cabo también en otras zonas de España, como el País Vasco.

Este espionaje es un reflejo fiel del Plan Permanente de Inteligencia del Ejército de Tierra (PPIET), que firma el JEME. Actualmente aún está vigente el que se elaboró siendo JEME el general de Ejército Alfonso Pardo de Santayana. Este plan ha sido asumido sin enmienda por los sucesivos generales que han mandado el Ejército hasta ahora. Precisamente el JEME y el Centro de Información de las Fuerzas Armadas (CIFAS, dependiente del Jefe del Estado Mayor de la Defensa) son los destinatarios del 90 por ciento de la información que se recopilaba. A pesar de esto, un portavoz de Defensa insiste en señalar que el ministro Alonso “comparte plenamente todas las decisiones tomadas por los generales Pitarch y Villar para cortar de raíz lo que se estaba haciendo en Ceuta”. Sin precisar si todo respondía a un plan permanente de inteligencia, asegura “que no se va a permitir que se vuelvan a producir”. Desde el ministerio se incide en la profesión de magistrado del ministro y en su vinculación con asociaciones de derechos humanos para recalcar su discrepancia con hechos como los descubiertos en Ceuta. En el caso de Ceuta, este plan de inteligencia prevé la obtención de información como filiaciones, estado civil, actividades políticas, religiosas o posible pro marroquinidad de los investigados. Uno de los objetivos es la puesta en marcha de posibles operaciones psicológicas militares (BPS en sus siglas inglesas, según los procedimientos OTAN). Y para ello es necesaria esa base de datos INTE, que recoja datos de líderes sobre los que infiuir cuando el Ejército lo precise. En tiempos de paz está prohibido llevar a cabo estas operaciones en territorio nacional. Este tipo de planes sólo se han previsto en el PPIET para pocos casos particulares, territorios sometidos a especial amenaza como Ceuta y Melilla. A pesar de las restricciones, la Comandancia General de Ceuta tiene instrucciones del Cuartel General de Madrid de tener listo todo el operativo BPS para llevarlo a cabo en cuanto se ordene. El incidente de la isla Perejil resaltó la necesidad de tener a punto la prospección de información en la sociedad civil. Cuando estalló la crisis (un pelotón de soldados marroquíes invadió el islote en julio de 2002), “estábamos en bragas. No había nada preparado, la guarnición de Ceuta era un desastre”, relatan fuentes militares de la ciudad norteafricana. La información que se tiene que elaborar llega tan “mascada de Madrid”, aseguran, que a veces se dan situaciones kafkianas. Un CD generado por el CNI y que se incorpora al Plan indica qué radiofrecuencias tienen que ser escuchadas en Ceuta por el Ejército. Ha sucedido que en una de esas frecuencias se han encontrado con una emisora comercial: “Hay que rellenar los cuadrantes, así que escucha”, es lo que se ha respondido a los agentes en el terreno. Siguiendo el Plan Permanente, el comandante general establece mensualmente las prioridades de estas labores de inteligencia, que se plasman en una hoja llamada “petición de información”. El remitente es “COMGECEU”, o sea, la Comandancia General de Ceuta. Abajo se lee: “Justificación: Actualización base de datos INTE”. Estas peticiones de información se substanciaban luego en “Notas de despacho” referidas a esa petición, en las que el personal de inteligencia reflejaba los datos obtenidos del “objetivo”. Uno de ellos –en cumplimiento de la petición 41/05– fue la directiva de la Asociación de Vecinos Príncipe Alfonso, encabezada por el ciudadano español Mohamed Laarbi. Ese barrio ceutí, conocido popularmente como Del Príncipe, está junto a la frontera con Marruecos y es de mayoría musulmana y gran confiictividad policial. Allí vive el talibán español, Hamed Abderraman Ahmed, que estuvo recluido en Guantánamo.

Un tal Abdelkáder
Otra de las peticiones efectuadas, en este caso por el Centro de Inteligencia y Distribución de Información (CIDI) de la Comandancia, bajo el sello de “confidencial” pide datos sobre un nuevo presidente de la Asociación de Vecinos de El Morro, “según la prensa local un tal Abdelkáder Hossain”, dice el documento secreto. Sobre este vecino de Ceuta, español, se pide su filiación completa –también del “personal que convive con el mismo”–“fotografía y antecedentes penales”.

Ha sido interviú la que ha dado a Abdelkáder Hossain la noticia de que había sido investigado por la inteligencia militar. “¿A mí? ¡Si aquí me conoce todo el mundo! En Ceuta antes por cada metro cuadrado había un espía; ahora hay diez”, dice, sorprendido por la revelación. Hossain es un comerciante de Las naves, cerca de la frontera con Marruecos. Tiene barba, pero el Puchero (como le apodan en Ceuta) no es un radical, según los testimonios tomados de los partidos de orientación musulmana de la ciudad. A lo largo de su vida de verdulero en el mercado central ceutí Abdelkáder ha tenido relación y trato con varios comandantes generales, políticos y hasta ha sido masajista en partidos de fútbol del presidente de la ciudad autónoma, Juan Jesús Vivas. Las peticiones de información se hacen a los GOSET (Grupos Operativos de Seguridad del Ejército de Tierra), formados en las unidades de inteligencia militar. El GOSET de Ceuta era hasta hace dos semanas un grupo de guardias civiles que realizaban pesquisas para la 2ª Sección (Inteligencia) del Estado Mayor de la Comandancia. El departamento lo mandaba el teniente coronel José María Albarracín, que por debajo tiene al comandante M. y a un capitán. El grupo operativo lo encabeza el sargento de la Guardia Civil J.P., con cinco agentes. Hoy la mitad de esta sección clave para el funcionamiento de las unidades militares en Ceuta –los ojos de las Fuerzas Armadas en este enclave en el norte de África– está prácticamente desmantelada. Además del destituido Albarracín han sido arrinconados el sargento y dos agentes del grupo. Aunque el actual JEME, general de Ejército Carlos Villar, ha asegurado que el cese del teniente coronel se ha debido a la “pérdida de confianza”, el hecho es que lo que la justicia militar está investigando es un presunto delito de “revelación de secretos”.

¿Cómo ha salido esta documentación sensible para la ciudad y secreta para el Ejército de los despachos cerrados con llave de la sección de Inteligencia? Albarracín, que hoy se recupera de sus heridas en un hospital de Sevilla (ver recuadro), tomó el mando hace casi un año en esta sección del Estado Mayor que da apoyo al comandante general Gómez- Hortigüela. Hace unos meses, en la sección de Inteligencia empezaron a suceder cosas extrañas que esparcieron la discordia en el grupo de espías: el comandante de la sección denunció ante la policía el robo de una pistola de su propiedad en las dependencias militares. En la investigación, la policía científica visitó los despachos de Inteligencia del Estado Mayor ceutí. Cundió un considerable revuelo, sorpresa y alarma entre los agentes. Estas y otras discrepancias habían creado una fuerte división en el grupo operativo de inteligencia militar de Ceuta. En este contexto es en el que varios documentos comprometedores para la unidad de Inteligencia salen de las dependencias militares. Fechas antes de que estallara el escándalo del espionaje militar, el teniente coronel Albarracín fue advertido por uno de sus agentes, F.C., de la filtración de documentación secreta. El mando militar no hizo caso del aviso de su agente. Pero paralelamente, otra fuente puso en guardia directamente al Ministerio de Defensa. La fulminante reacción del actual JEME, Carlos Villar –aparentemente respaldando las opiniones del general Pitarch–, fue destituir a Albarracín e iniciar una investigación que de momento ha alcanzado hasta su antecesor, el teniente coronel Fernando Berenguer, integrado hoy como colaborador en una unidad del ejército alemán que estuvo destinada hasta hace poco en Afganistán. En ese puesto no puede ser destituido de momento.

Berenguer era el jefe de la unidad en 2005, fecha de emisión de buena parte de las órdenes investigadas. Muchas afectan a sectores sensibles de la ciudad, como la amplia investigación a la barriada musulmana. Sobre los directivos de Mohamed Laarbi hay un informe que incluye, entre otros datos, todas sus familias, sus empleos, documentos y las personas con las que viven.

También los sindicatos
Juan Luis Aróstegui, secretario general de las CC OO locales y candidato a alcalde-presidente de Ceuta por el PDSC, quiso saber por voz del general Gómez-Hortigüela el alcance del espionaje que había sufrido. “Y el comandante general me engañó”, dice a interviú.

Hortigüela le explicó, según dice, que el espionaje militar “sólo trabajaba en dos ámbitos: islamismo y delitos cometidos por militares”. El general le aseguró que sólo se investigó si un soldado, de nombre Abdelatif, que en el puerto de Ceuta le había espetado a un taquillero que era militar y de CC OO. Aróstegui constató que Abdelatif no está en el sindicato. “Era una mala coartada”, dice. En cualquier caso, lo que pide la orden de la COMGECEU sobre el líder de Comisiones Obreras incluye filiación y militancia política. “Y, más grave, con el fin de actualizar una base de datos. Eso no es investigar a uno que monta un incidente en la taquilla del ferry”, opina el dirigente sindical. Aróstegui prepara una querella contra Hortigüela, el jefe de la Fuerza Terrestre –teniente general Pedro Pitarch– y el ministro de Defensa, José Antonio Alonso. Los datos obtenidos de Aróstegui y de su homólogo de la UGT, el socialista Antonio Gil, pasaban, además de a la base de datos INTE, a una carpeta etiquetada con el letrero “POLÍTICOS” que se guardaba en la 2ª sección del Estado Mayor. Como ésta había otras carpetas dedicadas a líderes vecinales y religiosos, según fuentes cercanas al caso.

En 2005, bajo el mando de Berenguer también estaba el guardia civil J.E. Este agente, con buenas calificaciones, fue apartado del GOSET por un informe reservado. A continuación, quedó de baja médica por razones psicológicas. El agente estaba inmerso en investigaciones sobre comisiones en la venta de terrenos militares en aquellas fechas.

“He sentido el temblor incierto de ciertas deslealtades, de las venganzas, de los celos, de las mentiras interesadas y de las manipulaciones informativas”. Lo dijo un militar, el general Alejandre, cuando fue relevado intempestivamente como JEME. Hay quien las ha vuelto a oír en los pasillos del colonial edificio de la Comandancia Militar de Ceuta.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

Mod. 1
Tecnico de Inteligencia
Tecnico de Inteligencia
Mensajes: 297
Registrado: Mié Ene 10, 2007 2:13 pm
Contactar:

Mensaje por Mod. 1 » Mar Feb 27, 2007 6:55 pm

Vidocq dijo:

TALIBANES EN EL CUARTEL
• La inteligencia militar en Ceuta ha descubierto una docena de integristas islámicos infiltrados en las Fuerzas Armadas. Un soldado informaba regularmente a la contrainteligencia marroquí.

Mohamed era un soldado ejemplar de la guarnición de Ceuta. Un militar con excelentes calificaciones apreciado por sus mandos del Batallón de Transmisiones hasta que, a principios de 2005, la Guardia Civil facilitó a la inteligencia militar de la Comandancia General de Ceuta vídeos grabados en la frontera de El Tarajal. Las cintas confirmaron que Mohamed, destinado en una unidad clave por la que circulan delicados mensajes, pasaba con demasiada frecuencia a Marruecos. La segunda sección del Estado Mayor encargó que se le hiciera un seguimiento a Mohamed (así se apoda a los soldados españoles de origen musulmán y marroquí). Se confirmó que el soldado ejemplar recorría muchas tardes y fines de semana los 40 kilómetros de autovía que hay hasta Tetuán y aparcaba en el centro de la ciudad, cerca de su segunda oficina. Allí estaba unas horas y volvía a España para a la mañana siguiente regresar al cuartel y pasar revista. Su otra mesa de trabajo estaba en la DST (Dirección de la Vigilancia del Territorio –incluido Ceuta y Melilla–, en sus siglas en francés), el contraespionaje marroquí. El Ejército no ha renovado el contrato a este soldado. Éste es uno de los más llamativos casos de infiltración detectados en las Fuerzas Armadas recientemente, pero aún ha inquietado más en el Ejército el descubrimiento de integristas entre la tropa.
Gracias, La Moderación

kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: Lun Nov 13, 2006 10:29 pm
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 » Dom Abr 01, 2007 1:27 am

El Estado Mayor del Ejército de Tierra destituyó ayer al sargento que dirigía el departamento de inteligencia de la Comandancia General de Ceuta, por el presunto espionaje a la población civil, tras la investigación abierta por este hecho
Saber para Vencer

Twitter

Facebook

Responder

Volver a “Sistema de Inteligencia de las FAS”