Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)

Dedicado al Terrorismo Internacional. FARC, IRA, PKK... y Otros Grupos Terroristas.
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 »

Los Servicios de Inteligencia colombianos confirman que el ciudadano muerto junto a Raúl Reyes es el ecuatoriano Franklin Ponelia Molina @ Lucho.

Buen golpe el de los colombianos.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
Avatar de Usuario
ZULU
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 1616
Registrado: 11 Ene 2007 13:05

Mensaje por ZULU »

Presuntamente pertenecientes a las FARC
Colombia encuentra 30 kilos de uranio cerca de Bogotá


http://www.larazon.es/30428/noticia/Int ... e_Bogot%E1
EX NOTITIA VICTORIA
“Non aurum sed ferrum liberanda patria est”
EXPLURIBUS UNUM
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 »

Interesante... y curioso:

-UDYCO y CIA estaban llevando a cabo una operación contra el tráfico de material NBQR

-En España son agentes del CNP quien detienen a Al Kassar, que entre otras cosas se le acusa de traficar con las FARC

¿Podemos enlazar?
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 »

La información vital para la operación Fénix vino de la mano de José Nelson Urrego Cárdena (que se cuide) y fue dirigida por la CIA-DEA-Inteligencia Colombiana.
Ejecuciones vía satélite

• Dos aviones Super Tucanos de la aviación colombiana arrasaron el 1 de marzo un campamento de las FARC y dieron muerte al portavoz de la guerrilla, Raúl Reyes. Los militares localizaron el objetivo gracias a la colaboración del empresario José Nelson Urrego Cárdena...

Reportaje por: Tomás A. CABAL
Fotografías por: 07/04/08

Sobre la medianoche del pasado 1 de marzo, en la espesura de la selva ecuatoriana, una unidad de élite de la policía y el ejército colombiano se acercaba sigilosamente al campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) donde dormía el número dos de la organización. Los comandos hablaban por radio con un avión AWACS (espía) de la fuerza aérea estadounidense que sobrevolaba la jungla. Desde el aire, los escuchas habían localizado el teléfono satélite de Raúl Reyes, el nombre de guerra (nunca mejor dicho) de Luis Edgar Devia Silva, de 60 años de edad, portavoz y miembro del directorio de las FARC. Reyes dormía plácidamente en el campamento militar instalado 1,8 kilómetros dentro del territorio ecuatoriano en la zona fronteriza de la provincia de Sucumbíos. A las 0.25 de la madrugada los comandos marcaban con una mira láser el blanco para dos aviones Super Tucanos de la aviación colombiana, que después de despegar de la base de Tres Esquinas dejaron caer diez bombas inteligentes justo sobre el campamento, matando a Reyes, su concubina, su lugarteniente y 20 guerrilleros más. También murieron cuatro estudiantes mexicanos que estaban de visita.

Minutos más tarde otros comandos descendieron de helicópteros Blackhawk y recuperaron el cadáver de Reyes, 40.000 dólares en efectivo y tres ordenadores con información muy valiosa. El ataque desató una crisis diplomática entre Ecuador, Venezuela y Colombia que casi termina en un conflicto armado. Sin embargo, esta operación militar, Fénix, se había iniciado semanas antes, cuando el presidente colombiano, Álvaro Uribe, presionó a su estado mayor para dar con el paradero de Raúl Reyes. El ejército seguía la pista de la cúpula de las FARC controlando las conversaciones telefónicas que mantenían los jefes guerrilleros por medio de aparatos vía satélite. Lo que no sabía la guerrilla es que estos teléfonos habían sido proporcionados por un supuesto aliado, el empresario colombiano José Nelson Urrego Cárdenas, quien desde una isla en el Pacífico panameño entregó ocho teléfonos satélite modificados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense. Como ha señalado el propio Urrego a interviú en conversación telefónica desde la cárcel de Renacer, en Panamá, la CIA, la DEA y agentes colombianos venían interviniendo las conversaciones de las FARC desde 2002, gracias a que los teléfonos habían sido modificados con un chip GPS que permitía localizar el punto desde el que se efectuaban las llamadas.

Urrego había sido apresado en Colombia en 1998 acusado de narcotráfico y enriquecimiento ilícito. Según las autoridades colombianas, como jefe de comunicaciones del cartel del Valle del Norte había recibido pagos millonarios por el trabajo en telecomunicaciones y sistemas informáticos que llevó a cabo para los hermanos Rodríguez Orejuela, cabecillas del cartel del Cali actualmente presos en Estados Unidos. Después de cumplir tres años y medio de prisión, en los que trabó amistad con guerrilleros de las FARC y sus testaferros, se trasladó de la mano de la DEA a Panamá, donde compró por un millón de euros la hermosa isla Chapera, en el Pacífico. Antes de trasladarse a Panamá, iba a viajar a España, donde residen sus hijos. No obstante, Panamá le cautivó. Desde la isla, que pensaba transformar en un refugio ecológico, siguió colaborando con la DEA y entregó en 2003 los ocho teléfonos satélite que le habían facilitado los agentes norteamericanos. Con su empresa de comunicaciones, Urrego obtuvo un contrato por 300.000 dólares para instalar un sistema de cámaras de seguridad en el centro de visitantes de Mira flores, en el Canal de Panamá. Y su isla fue alquilada por 100.000 dólares mensuales a la CBS para filmar episodios de la versión estadounidense de la popular serie Supervivientes. Las cosas funcionaban de maravilla para el otrora capo del cartel de Cali hasta el 15 de septiembre del año pasado, cuando la fiscalía antidrogas de Panamá le arrestó, acusado de blanqueo de dinero. Un comunicante anónimo alertó al fiscal José Almengor de la presencia del colombiano en territorio panameño y éste fue encarcelado. Según Urrego, “los problemas comenzaron cuando importantes políticos y empresarios panameños me ofrecieron comprar la isla Chapera”. Entre los potenciales compradores estaba el hoy vicepresidente y canciller Samuel Lewis Galindo. “Se reunió dos veces conmigo para ello”, asegura Urrego. Y añade: “La recién aprobada ley panameña que permite el decomiso de propiedades adquiridas con el dinero del narcotráfico [él insiste en negar que ése sea su caso] explica por qué sigo en la cárcel”. Sin embargo, Lewis Galindo lo niega: “Nunca me he reunido con él”.

Urrego confirmó que había facilitado los teléfonos satélite a las FARC a petición de la CIA y de la DEA. Uno de los aparatos terminó en manos de Jorge Briceño Suárez, alias El Mono Jojoy, uno de los dirigentes de la guerrilla. “En prisión hice amistad con Yesid Arteta y Ferney Tovar, dos integrantes de las FARC”, explica Urrego. En 2002, a petición de agentes norteamericanos, Urrego hizo llegar los teléfonos a Tovar y éste los entregó a la dirección de la guerrilla en Colombia. Preguntado si alguno de los teléfonos había llegado a manos de Tomás Medina Caracas, El Negro Acacio, que murió en un bombardeo aéreo el 3 de septiembre del año pasado en una operación militar idéntica a la que mató a Raúl Reyes, Urrego dice no estar seguro. Caracas, jefe del Frente 16 de las FARC, era el encargado de dirigir los negocios de la droga con los que los guerrilleros financiaban sus actividades. Unos negocios que generan unos 500 millones de euros en ganancias anuales.

Varios teléfonos más fueron entregados a la guerrilla en Miami en una operación similar a la que realizó Urrego, según confirmaron fuentes de la DEA en esa ciudad. ¿Qué llevó a Urrego hasta la DEA? Él mismo lo explica: “En 1985 fui secuestrado por las FARC y liberado después de que mi abuelo pagara una recompensa millonaria para salvar mi vida. La guerrilla se movilizaba por fincas cercanas a las propiedades de mi familia. Varias veces me había topado con Manuel Marulanda y los secuestros eran comunes en Colombia”. Curiosamente, el capo colombiano mantiene un visado para viajar a los Estados Unidos. Mientras espera la resolución de su caso en Panamá, Nelson Urrego confía en que podrá demostrar que el dinero utilizado en la compra de la isla Chapera procede de negocios lícitos.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
Avatar de Usuario
Esteban
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 2154
Registrado: 10 Ene 2007 18:38

Mensaje por Esteban »

Ha causado cierto revuelo el reportaje de David Beriain sobre las FARC para ADN (disponible en http://www.adn.es/blog/en_pie_de_guerra ... ranza.html)

Me parece un trabajo ajustado dado lo peligroso que debe ser tratar con estos tipos. Lo mejor, como casi siempre en los medios digitales, algunos comentarios de los lectores.

Casualidad o no, en LibertadDigital ponen en estos momentos un coloquio sobre las FARC con varias personas que conocen el problema mientras intercalan clips de un documental que tiene muy buena pinta. Me ha sorprendido cómo fue secuestrada Ingrid Betancourt. Fue durante un desplazamiento donde iba sin escolta por voluntad propia, y en un check point de las FARC ella misma se autoidentificó, sin que hubiese sido reconocida.

El proceso de implantación de los cultivos de coca -no tradicionales en Colombia- también ha sido debatido.

A ver cuándo Colombia se puede librar de estos criminales.
La necesidad permite lo prohibido.
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 »

Varios documentos de El País que paso a subrayar y que me parecen interesantes:
Los papeles de las FARC acusan a Chávez

El ordenador de Raúl Reyes revela la colaboración del presidente con la guerrilla

Documentos en poder de EL PAÍS extraídos del ordenador de Raúl Reyes -el número dos de las FARC muerto en un ataque el 1 de marzo-, revelan que el presidente venezolano, Hugo Chávez, financió y armó a la guerrilla colombiana y le pidió que adiestrara a grupos afines al chavismo en la lucha armada. Este artículo es el primero de una serie.

El pasado 8 de noviembre, Hugo Chávez recibía en Caracas a Luciano Marín, alias Iván Márquez, dirigente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El motivo: impulsar el acuerdo humanitario con Colombia para canjear a 44 secuestrados por 500 guerrilleros presos. Eso fue la parte pública. Pero hubo otra reunión secreta. En ella, el presidente venezolano "aprobó sin pestañear la solicitud" de 300 millones de dólares [194 millones de euros] hecha por la guerrilla marxista. Además, se diseñó un plan para recibir en la región venezolana del Orinoco el armamento enviado a las FARC por dos traficantes australianos y se puso en marcha un mecanismo de coordinación entre la guerrilla y el Ejército venezolano, al más alto nivel.

Así lo cuenta el propio Iván a sus compañeros del Secretariado de las FARC en un correo datado el 12 de noviembre de 2007. El mensaje está en uno de los ordenadores incautados a Raúl Reyes, número dos de la guerrilla muerto el pasado 1 de marzo en el ataque colombiano contra su campamento en Ecuador. Bogotá ha pedido a Interpol que certifique la autenticidad de los ordenadores. Las conclusiones se harán públicas la próxima semana.

Aquella reunión en el Palacio de Miraflores oficializó una relación que se había desarrollado desde el año 2000 con intermediarios y se había concretado en el suministro puntual de armamento a cambio del entrenamiento prestado por las FARC a miembros del Partido Comunista y otros grupos afines al chavismo en sus campamentos en suelo venezolano.

Dos hombres muy cercanos a Chávez encabezaban hasta esa fecha los contactos: el general Hugo Carvajal, jefe de la Inteligencia Militar, y el capitán de navío Ramón Rodríguez Chacín, actual ministro del Interior. Los interlocutores de la guerrilla en Venezuela eran Iván Márquez y Rodrigo Granda, alias Ricardo.

Así, en un correo del 4 de enero de 2007, Iván explica que el general Carvajal y el general Alcalá les van a hacer llegar "la próxima semana bazucas [lanzagranadas] de gran potencia, de los cuales 10 serán para Timo [Timochenko, otro comandante guerrillero en la zona fronteriza] y 10 para acá". El general Alcalá, además, iba a hacerse cargo del puerto de Maracaibo, "una gran ventaja" para el "desembarque de carga". Todo apunta a que se trata de Cliver Alcalá, destacado en el Estado del Zulia, cuya capital es Maracaibo.

El envío se materializa días más tarde: "Los aparatos que hemos recibido con Timo son cohetes antitanque de 85 mm., 2 tubos y 21 cargas. El amigo dice que tienen más de 1.000 cargas, y que próximamente nos harán llegar otras más", escribe Iván el 20 de enero. El general Carvajal se ha comprometido "a traer un ofertante de armas de Panamá", mientras que el general Alcalá les hace saber que "los jefes de las Brigadas fronterizas tienen toda la disposición" para colaborar con ellos.

Asediadas por la aviación colombiana, las FARC buscan misiles antiaéreos. En marzo de 2007, Timochenko escribe que sus amigos de la inteligencia venezolana les ofrecen "piezas para construirlos y garantizan el viaje para enviar a un propio al Medio Oriente a realizar un curso en el manejo de cohetes".

Los correos intercambiados entre los miembros del Secretariado de las FARC constituyen una preciosa bitácora de las relaciones con Venezuela, no exentas de roces. Sin embargo, la decisión de Álvaro Uribe de permitir la mediación de Hugo Chávez en la negociación de un acuerdo humanitario con la guerrilla, en agosto de 2007, tuvo un efecto que el presidente colombiano no había calculado: el fortalecimiento de la alianza con la guerrilla. "Las FARC siempre habían buscado un encuentro directo con Chávez, pero él era renuente", dice un analista de la inteligencia colombiana. "Hasta la reunión en Miraflores, que puso en marcha una estrategia conjunta".

Chávez considera su papel de mediador como "un asunto de proyección geopolítica de trascendencia", en palabras de su ministro del Interior. En efecto, un éxito en ese campo (por ejemplo, la liberación de Ingrid Betancourt) reforzaría su imagen internacional y nacional. En juego está el referéndum sobre la reforma constitucional (que perdió en diciembre de 2007) y su papel como líder continental. La guerrilla lo sabe y se aprovecha: usa el canje como un paraguas para lograr de Chávez no sólo proyección internacional y su exclusión de la lista de organizaciones terroristas de la UE, sino fondos y armas para el "Plan Estratégico", que no es otra cosa que la hoja de ruta para la toma del poder.

"Las FARC utilizan a Chávez", dicen fuentes colombianas. En febrero de 2008, en el curso de una reunión secreta en Barinas, Chávez (que aparece ya en los correos con el seudónimo de Ángel) asegura que tiene listos los primeros 50 millones de dólares. "Nos ofreció la posibilidad de un negocio en el que nosotros recibimos una cuota de petróleo para comercializar en el exterior, lo cual nos dejaría una jugosa utilidad", escriben Iván y Ricardo. El gerente de PDVSA [la petrolera estatal] está presente. Chávez se muestra exultante. Les organiza una cita con autoridades de Bielorrusia para conseguir armamento en el mercado negro. Y ofrece pagar con fondos de PDVSA los abogados de Simón Trinidad, comandante de las FARC juzgado en EE UU por secuestro y narcotráfico. Veinte días más tarde, el Ejército colombiano ataca el campamento de Raúl Reyes.
Aquí nos aparece Victor Bout y Al-Kassar:
Los guerrilleros intentaron comprar misiles tierra-aire en el este de Europa

Miembros de las FARC contactaron con traficantes de armas en Bielorrusia

Las autoridades colombianas están muy preocupadas. Los ordenadores incautados a Raúl Reyes, número dos de las FARC, muestran que Venezuela estaba sirviendo de puente de la guerrilla con los mercados de armas de Europa del Este, con el objetivo de lograr la pieza más preciada para su arsenal: misiles tierra-aire para hacer frente a la aviación colombiana.

El pasado 6 de marzo, un importante traficante ruso de armas, Viktor Bout, fue detenido en Tailandia, donde negociaba la venta de 100 misiles rusos Igla tierra-aire (SAM) a las FARC. Seis meses antes, el sirio Monzer al Kassar caía en Madrid por la misma razón. Los organismos de seguridad estadounidenses, que le seguían la pista, le acusaron de preparar el envío de 15 misiles SAM Strela II y 7.700 fusiles de asalto AK-47 Kaláshnikov desde Bulgaria, que llegarían a manos de las FARC con certificado de usuario procedente de Nicaragua.

Estas dos detenciones demuestran que la guerrilla colombiana había establecido contactos importantes, que se hacen más inquietantes a la luz de los documentos extraídos de los ordenadores. En un correo electrónico datado el 8 de febrero de 2008 y parcialmente cifrado, el dirigente guerrillero Iván Márquez explica a los demás miembros del Secretariado que Hugo Chávez ha sondeado con las autoridades de Bielorrusia la posibilidad de enviarles armamento. "El amigo de Bielorrusia le sugirió trabajar el paquete por la vía del mercado negro para evitar problemas. El 17 de este mes llega a Caracas un alto delegado de ese amigo para concretar el listado. Ángel nos pidió estar allí para que cuadremos personalmente con el delegado. Eso es clave".

Ángel es el seudónimo de Chávez. Y el amigo es Víctor Sheiman, secretario del Consejo de Seguridad bielorruso y hombre muy cercano al presidente, Aleksandr Lukashenko. Sheiman estuvo al frente de los contratos de venta de armas a Venezuela por un importe de 720 millones de euros, firmados el año pasado, informa Pilar Bonet desde Moscú. Además, es persona no grata para la UE, por estar supuestamente implicado en la desaparición de varios políticos de la oposición.

Chávez, por otro lado, ha instalado una fábrica de fusiles AK 103 y otra de municiones. Lo curioso es que no se trata de armas de calibre 5.56 OTAN, el más generalizado, sino de calibre 7.62, el que usan las FARC.

Los documentos de los ordenadores dan cuenta de otras vías de aprovisionamiento. Una de ellas es la lograda a través de un personaje llamado Ramiro, del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN). Fuentes de la antigua guerrilla salvadoreña, hoy convertida en el segundo partido del país, aseguraron ayer a EL PAÍS que Ramiro es Luis Merino, miembro del Partido Comunista y actualmente diputado en el Parlamento Centroamericano.

Ramiro les puso en contacto con dos traficantes australianos, que se reunieron el 5 de septiembre de 2007 con el jefe guerrillero Iván Márquez en Venezuela y le ofrecieron fusiles AK y Dragonov, lanzagranadas y misiles a buen precio. "Ellos efectúan las compras sin necesidad de anticipo, pero cuando el material esté en el barco, piden que se cancele el 50%", explica Iván. "Las movidas del dinero se hacen a través de un banco en el Pacífico. Una vez que salga la carga, puede durar un mes o mes y medio para llegar a Venezuela".

En los correos hay además alusiones al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, que el pasado febrero les hizo saber, mediante Hugo Chávez, que les iba a enviar "unas caucheras viejitas que tenía guardadas por ahí, y que él sabía que todavía funcionan". La cauchera (tirachinas, en Colombia) es el nombre que usan las FARC en sus mensajes para los fusiles.

Ecuador también sale a la palestra. "Los vecinos de este lado", dice Raúl Reyes, en referencia a ese país, "también se comprometieron en ayudar a buscar las caucheras, incluyendo la instrucción". Según los expertos colombianos, el envío de armas desde Ecuador es básicamente producto de la corrupción en el Ejército, "y no tanto decisión institucional, como el caso de Venezuela".
Y estos son los supuestos correos en poder de El País, incautados en el ordenador de Raúl Reyes:

http://www.elpais.com/elpaismedia/diari ... es_DOC.doc
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
Avatar de Usuario
ZULU
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 1616
Registrado: 11 Ene 2007 13:05

Mensaje por ZULU »

La noticia sobre:
Chávez regaló a los terroristas de las FARC trescientos millones de dólares y EL DINERO SE UTILIZÓ EN COMPRA DE ARMAS.

Es más que preocupante. Por una parte dan oxígeno a las FARC y El gorila les da su apoyo
EX NOTITIA VICTORIA
“Non aurum sed ferrum liberanda patria est”
EXPLURIBUS UNUM
cartledge
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 1567
Registrado: 11 May 2007 00:45

Mensaje por cartledge »

Ahora deberían explicar muchos concejales y secretarios de juventudes de partidos sus visititas a Venezuela a ver el modelo bolivariano. El modelo bolivariano se llama terrorismo y desestabilización.
kilo009
Administrador
Mensajes: 7691
Registrado: 13 Nov 2006 22:29
Ubicación: Foro de Inteligencia
Contactar:

Mensaje por kilo009 »

Deberíamos seguir en El País una serie de reportajes sobre las FARC, hoy por ejemplo nos comentan que:

-Las FARC han diseñado una estrategia que incluye desde grupos legales a células clandestinas, pasando por la creación de nuevas guerrillas.
Saber para Vencer

Twitter

Facebook
Zigor
Jefe de Operaciones
Jefe de Operaciones
Mensajes: 4710
Registrado: 07 Ago 2007 15:51
Ubicación: Más allá de donde la vista se pierde sobre el horizonte

Mensaje por Zigor »

El estrechamiento del cerco contra las FARC puede que les haga tomar las medidas de clandestinidad que a otros grupos terroristas les han surtido efecto con el paso del tiempo. Operación descubierta en territorios controlados, a estilo militar, versus operación clandestina en cualquier parte.

El caso de Venezuela es muy peculiar, la CIA lo tiene que tener muy trillado ya. En la parte que afecta a España, Venezuela es un fácil refugio para ETA, una manera de encontrarse como en casa, lo que no debe haber pasado desapercibido para el CNI. Quiero pensar que Venezuela se lleva bastantes recursos de La Casa, en la especialidad de lucha contra ETA en países extranjeros no especialmente colaboradores con España.
".............Jakitea irabazteko............."
JO TA KE, SUGEA ZAPALDU ARTE !!!
Responder

Volver a “Terrorismo Internacional”