Inteligencia Militar

Sistema de Inteligencia de las Fuerzas Armadas

logo_mde

Sistema de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (SINFAS)

 

Intentare ofrecer una visión global del sistema de inteligencia militar Española: El ámbito militar, tiene necesidades especificas, puesto que se mueve en tres niveles de actuación: estratégico, operativo y táctico, que precisan a su vez de tres tipos de inteligencia: Estratégica: centrada en el plano político, sus receptores son el Gobierno y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) que sirve de enlace entre las decisiones políticas y las militares, Operativa: destinada al planeamiento, ejecución y apoyo de operaciones, sirve al mando de operaciones y los cuarteles generales y Táctica: terreno, meteorología, adversario... responde a los fines inmediatos de las unidades sobre el terreno. Las tareas de Contrainteligencia y Seguridad se encuentran mas fraccionadas como veremos. Esta Inteligencia se logra a través de un ciclo dividido en cuatro fases: dirección y planificación: El Estado Mayor de la Defensa y los Estados Mayores (Tierra, Armada y Aire) elaboran el Plan Conjunto de Inteligencia Militar, la obtención de la información que se organiza a través de un Plan Conjunto de Obtención, la elaboración de la información y su transformación en inteligencia y finalmente su difusión al órgano que pueda aprovecharla.

SISTEMA FUNCIONAL DE INTELIGENCIA DE LAS FUERZAS ARMADAS (SIFAS)

SIFAS es la sigla de Sistema Funcional de Inteligencia militar de las Fuerzas Armadas. Se define como el instrumento por el cual se satisfacen oportunamente las necesidades de Inteligencia militar precisas para el planeamiento y la toma de decisiones en el ámbito de la Defensa, tanto en paz, crisis o conflicto armado. Posibilita el desarrollo de todas las actividades del Ciclo de Inteligencia (dirección, obtención, elaboración y difusión) e integra la inteligencia de todas sus fuentes (SIGINT, IMINT, HUMINT, OSINT, MASINT, etc.).

En concreto, el SIFAS tiene asignadas funciones de apoyo de inteligencia a las autoridades, órganos de planeamiento y estructuras operativas nacionales que se constituyan para auxiliarles en su toma de decisiones y procesos de planeamiento. Igualmente, colabora con los órganos de inteligencia de las organizaciones aliadas en las que estamos integrados (OTAN, UE, etc) en los procesos de producción de inteligencia y elaboración de doctrina. Especial relevancia es la que se deriva de la participación en operaciones de paz multinacionales, en donde la inteligencia debe ser capaz de asumir el reto que suponen amenazas y riesgos como el terrorismo, crimen organizado y espionaje. El fin último, es contribuir a la protección de la Fuerza y permitir la consecución de los objetivos militares. Todo ello, conducirá a conseguir un ambiente de seguridad y estabilidad que permita las tareas de reconstrucción y el imperio de la ley y el orden.

El SIFAS es un sistema que integra las capacidades de inteligencia de los Ejércitos y Armada, con los del EMAD. Un sistema que garantiza la acción conjunta, permitiendo el flujo continuo y eficaz de inteligencia entre los escalones estratégico y operacional del EMAD, y tácticos de los Ejércitos y Armada. Pasemos ahora a analizar los diferentes componentes del SIFAS, al que concebimos como un sistema que se compone de una estructura con sus correspondientes órganos, dotados de los recursos humanos y materiales necesarios y está sujeto a una doctrina, así como a unos procedimientos y relaciones con otros órganos.

En cuanto a su estructura, el SIFAS se articula en tres escalones: superior o estratégico, intermedio u operacional y básico o táctico. Apoya tanto a la estructura operativa del JEMAD como a las estructuras orgánicas de los Ejércitos y Armada, definidas por el RD 1551/2004, que desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Defensa.

1. ESCALON SUPERIOR O ESTRATEGICO

En el Escalón Superior o Estratégico se encuadra el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS) y los órganos de obtención conjuntos (plataformas y sensores de inteligencia de señales e imágenes, principalmente). Este escalón proporciona el apoyo de inteligencia para auxiliar al JEMAD en el planeamiento de la Defensa Militar y en el planeamiento y conducción estratégica de las operaciones. Para ello, realiza la dirección del SIFAS y es responsable del Ciclo de Inteligencia en este nivel de mando para producir la inteligencia estratégica que el JEMAD precisa. Asimismo, dirige la cooperación nacional e internacional en el área de inteligencia.

El Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), es el organismo central que coordina y dirige la inteligencia militar, proporciona inteligencia Estratégica, alerta de potenciales situaciones de crisis, gestiona los sistemas de inteligencia, y es el punto de relación con servicios extranjeros homólogos y organismos supranacionales.

Corresponde al Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, la inteligencia militar precisa para alertar sobre situaciones de interés militar con riesgo potencial de crisis, procedentes del exterior (Inteligencia Estratégica), le corresponde:

Los recursos materiales comprenden la infraestructura fija y móvil que engloba los diferentes medios de obtención de cada Ejército/Armada y Conjuntos. En el ámbito conjunto, cabe destacar actualmente los medios: IMINT (satélite Helios), SIGINT (Programa Santiago) y el Sistema de información de Inteligencia SINTEFAS. Estos recursos están sometidos a un proceso continuo de modernización. Plataformas y sensores deben incorporar los adelantos que el desarrollo tecnológico permita (satélites, vehículos aéreos no tripulados -UAVs, radares, etc...), pero los grandes retos están principalmente en el área de los sistemas de información de inteligencia. El SINTEFAS, como Sistema de Información del SIFAS, debe ser capaz de afrontar los retos que supone el manejo oportuno de un flujo de información/inteligencia cada vez más voluminoso y variado, que exige la utilización de potentes bases de datos y una adecuada infraestructura de telecomunicaciones. Los datos e información obtenidos a través de los sensores deben estar en tiempo real a disposición del mando y al mismo tiempo poder ser explotados por los órganos de maniobra y fuego. Se busca tener un conocimiento preciso e instantáneo del campo de batalla.

2. ESCALON INTERMEDIO U OPERACIONAL

En el Escalón Intermedio u Operacional se encuadran los Escalones Superiores de los Subsistemas Específicos de Inteligencia de los Ejércitos y la Armada, el J2 (1) del Estado Mayor del Mando de Operaciones y, en caso de que se establezca, el J2 del COMANFOR (2) Los Escalones Superiores de los Subsistemas Específicos de Inteligencia de los Ejércitos y Armada ejercen la dirección de los mismos y aseguran su integración en el SIFAS. El J2 del Mando de Operaciones, y en su caso de COMANFOR, son responsables de satisfacer las necesidades de inteligencia de sus respectivos mandos para apoyar los procesos de planeamiento y conducción de operaciones. El Mando de Operaciones y COMANFOR contarán con las plataformas y sensores conjuntos y específicos que se integren en las estructuras operativas que se constituyan para cada operación. El CIFAS, como órgano de producción de inteligencia tanto estratégica como operacional, apoya a este escalón.

Dentro de las Divisiones de Operaciones de los estados mayores de los ejércitos, con el objetivo de servir a sus intereses, dirigir y coordinar en su ámbito, proporcionar la inteligencia operativa que no genere el CIFAS, elaborar inteligencia táctica y gestionar la contrainteligencia y la seguridad, tenemos:

Como órgano principal en este ámbito la Sección de Inteligencia Operativa del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa y dentro de cada ejercito:

3. ESCALON BASICO O TACTICO

El Escalón Básico o Táctico está constituido por los órganos de Inteligencia (G2/N2/A2) (3) de los Mandos Conjuntos establecidos y de los Mandos Componentes que se designen para cada operación. También se integran en este escalón los órganos de Inteligencia (G2/N2/A2) de los Estados Mayores de las Fuerzas de los Ejércitos y Armada, que no estando integrados en la estructura operativa, se considere conveniente su integración a efectos de planeamiento o porque se prevea su posible futura integración en estructuras operativas. Finalmente, como órganos de producción de inteligencia se encuadran las unidades, plataformas y sensores de nivel táctico.

4. CONTRAINTELIGENCIA Y SEGURIDAD

Se produce una separación en los ejércitos entre las labores de inteligencia y Contrainteligencia y las de Seguridad, por ejemplo el antiguo Centro de Inteligencia y Seguridad del Ejército de Tierra (CISET) es ahora la Sección de Inteligencia por una parte y el Centro de Seguridad (CESEGET) por otra.

El Departamento de Contrainteligencia y Seguridad del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), coordina a:

 

Partes Extraidas del Cuaderno de Estrategia Nº 130 del IEEE